Lunes, 22 de Febrero de 2010

La ONU insta a tomar medidas ahora contra la basura electrónica

EFE ·22/02/2010 - 11:53h

EFE - Dos mujeres trabajan en un negocio ilegal de tratamiento de basura electrónica en China. La ONU instó hoy a tomar medidas urgentes contra el grave problema para el medio ambiente y la salud pública que supone el crecimiento exponencial de la basura electrónica en países emergentes como China, India y Brasil.

Nusa Dua (Indonesia), 22 feb (EFE). La ONU instó hoy a tomar medidas urgentes contra el grave problema para el medio ambiente y la salud pública que supone el crecimiento exponencial de la basura electrónica en países emergentes como China, India y Brasil.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP) presentó un informe en Indonesia que prevé "serias consecuencias" en esta década por las montañas de desechos "peligrosos" y "tóxicos" que se acumulan sin ningún control en las economías en vías de desarrollo.

A lo largo de este año se generarán 40 millones de toneladas de restos de ordenadores, impresoras, teléfonos, cámaras, reproductores de música y frigoríficos abandonados, rotos y desmantelados, según el UNEP.

"Este documento reaviva la urgencia de establecer un proceso ambicioso y regulado de recogida y gestión adecuada de la basura electrónica", aseguró el alemán Achim Steiner, director ejecutivo de UNEP y subsecretario de la ONU.

Steiner añadió que China, India, Brasil y México serán los principales afectados por esta crisis en ciernes y se enfrentan a "crecientes daños medioambientales y problemas de salud pública".

El estudio abunda, por tamaño, tasa de crecimiento económico y perspectivas, en los casos de India y, sobre todo, China, el segundo productor de basura electrónica del mundo, con 2,3 millones de toneladas al año, por detrás de Estados Unidos.

Perú y Colombia, entre un total de once naciones emergentes, están incluidos en el análisis.

Los expertos del UNEP estiman que para 2020 el volumen de los residuos procedentes de ordenadores desechados crecerá un 500 por ciento en India con respecto a 2007; y en China y Sudáfrica, el 400 por ciento.

En ese mismo año, la cantidad de teléfonos móviles jubilados en India y China será 18 y siete veces la actual, respectivamente, mientras que los televisores y frigoríficos retirados en ambos países se habrá multiplicados por dos o tres.

China es además uno de los mayores vertederos internacionales de residuos de origen electrónico, a pesar de haber prohibido la importación de estos componentes.

El informe titulado "Reciclando - De basura electrónica a recursos" apunta además que la mayoría de electrodomésticos y aparatos electrónicos habituales en hogares y empresas contiene decenas de componentes peligrosos.

Admite la dificultad de afrontar este reto, debido a la "complejidad" de desarrollar programas integrales de reciclaje en países en vías de desarrollo y a los obstáculos que encontraría un sistema de transferencia de tecnología desde los industrializados a los emergentes.

No obstante, el UNEP presenta soluciones que requieren la participación de toda la comunidad internacional.

"Tenemos que llegar a las personas afectadas por estos químicos y dotar de soluciones a los actores locales, nacionales y regionales que representen una diferencia en el terreno", señaló Donald Cooper, experto en residuos peligrosos del UNEP.

En esta línea, la agencia multilateral propone la aplicación de nuevas tecnologías y mecanismos, así como el establecimiento de "centros de gestión de basura electrónica" en los países en vías de desarrollo basándose en las instituciones de recogida de residuos existentes.

Advierte de la resistencia que opondrá el sector que hasta el momento se ha lucrado con la gestión de estos desechos y de los problemas que surgirán en ciertas naciones por la falta de infraestructuras.

El documento sugiere enviar los componentes especialmente peligrosos, entre los que cita los circuitos integrados y las pilas, a países industrializados con capacidad para procesarlos adecuadamente.

"La basura de una persona puede ser la materia prima de otra. El reto de los residuos electrónicos representa un paso importante en la transición a una economía ecológica", afirmó Konrad Osterwalder, rector de la Universidad de Naciones Unidas (UNU).

Juan Palop