Lunes, 22 de Febrero de 2010

El plan que escondía ETA

El último debate interno de la banda indujo a trasladar de Francia la base logística

PEDRO ÁGUEDA ·22/02/2010 - 08:30h

Registro de la Guardia Civil tras el arresto de Ibai Beobide. EFE

"Llevar a cabo unareestructuración y renovación general es la respuesta que tiene que dar la Organización para desarrollar su camino con eficacia. El balance de los últimos años nos muestra el agotamiento del ciclo". Esta reflexión, tan genérica, es parte del documento marco que la dirección de ETA distribuyó entre sus militantes, libres y presos, tras el final de la tregua, y que fue debatido en asamblea virtual hasta el pasado verano. De ahí surgió el plan secreto que las detenciones de las últimas dos semanas han permitido descubrir: trasladar la base logística desde el sur de Francia, donde estuvo durante décadas, hasta Portugal y Catalunya.

Fue la magnitud del taller instalado al norte de Lisboa la que sorprendió a los investigadores españoles, que seguían desde hace tiempo la pista a ETA en el país vecino. Casi 1.500 kilos de explosivo y un grupo de cuatro terroristas experimentados les hicieron concluir que la banda pretendía mudar a Portugal el que era, al menos, uno de sus principales talleres de bombas. Se trataba de confeccionar allí los coches-bomba que luego serían introducidos en España. Once días después del hallazgo, los agentes avanzaron en sus conclusiones. Faustino Marcos Álvarez fue detenido cuando cruzaba la frontera para instalar otra fábrica de bombas en Catalunya.

Portugal y Catalunya iban a aliviar la presión policial en el sur de Francia

La operación policial del verano obligaba a ejecutar el plan de abandonar Francia. Había sido desmontada la red de zulos que escondía una tonelada de explosivo y los jefes de la logística militar duraban semanas en el cargo antes de ser arrestados. Los escondites que no fueron intervenidos quedaron bajo permanente vigilancia policial y el terrorista que se acercaba a ellos era detenido. El acoso policial había empujado a ETA a tomar una decisión arriesgada: cualquier lugar era mejor que el sur de Francia para radicar sus bases logísticas, incluido el territorio español.

Álvarez, al que el juez Fernando Grande-Marlaska envió el sábado a prisión, había recibido la orden de alquilar una masía en Girona y un piso en Barcelona. No es un miembro del aparato militar de ETA y los investigadores cuestionan que fuera a participar en los atentados. La detención a bordo de un Talgo procedente de Montpellier frustró su recuperación en el seno de la banda, después de que Thierry, ex jefe absoluto detenido en 2008, lo hubiera expulsado cuestionando su capacidad.

Peru, jefe en logística

Ata y Peru, etarras claves en los nuevos planes de la banda

Había sido Alejandro Zobaran Arriola, Xarla, el encargado de instruirle en la confección de explosivos. Desde agosto de 2008, ambos estaban a las órdenes de Mikel Oroz Torrea, alias Peru, a quien la declaración ante la Policía de Faustino Álvarez ha situado como figura emergente en la última ofensiva de ETA. Las Fuerzas de Seguridad le otorgan un puesto destacado en el aparato logístico, probablemente justo por debajo de Eneko Gogeaskoetxea. Este último es experto en la fabricación de explosivos, con más años en la clandestinidad y un muerto en su historial, el ertzaina que lo descubrió cuando participaba en el plan para atentar durante la inauguración del museo Guggenheim de Bilbao en 1997.

El detenido en Portbou estuvo expulsado por su falta de capacidad

El hallazgo del taller de Portugal y la detención por la Guardia Civil de Ibai Beobide en Guipúzcoa, cuando intentaba poner en marcha tres comandos de legales, apuntan a otro nombre en el liderazgo de los últimos planes de ETA: Mikel Kabikoitz Carrera Sarobe, alias Ata. La Guardia Civil lo considera jefe de los comandos, sólo por debajo del otro Gogeaskoetxea, Ibon, en la cúpula del aparato militar desde la caída de Txeroki en noviembre de 2008. Está detrás del alquiler y entrega de la furgoneta interceptada el 9 de enero camino de la fábrica de bombas de Portugal y de las órdenes recibidas por Ibai Beobide.

En las aportaciones al último debate no se podían incluir "cosas concretas de organización y funcionamiento", consciente la banda de que acabarían en manos de la policía. Las últimas detenciones han desbaratado una parte de los planes secretos de ETA. Falta por conocer qué otros manejan los terroristas.

Noticias Relacionadas