Lunes, 22 de Febrero de 2010

El pesimismo vuelve a apoderarse de los españoles

Las percepciones sobre la economía dan un vuelco negativo. La gran mayoría de los ciudadanos define la situación como "mala" o "muy mala"

FERNANDO VICENTE ·22/02/2010 - 08:00h



El estado de ánimo de los españoles está bajo mínimos. Quizá sea el efecto psicológico de este frío y húmedo invierno; o el de la dureza de una todavía más pertinaz crisis económica; incluso puede ser el resultado de una combinación de factores en la que interviene el duro rifirrafe político sobre la situación real de la economía. Lo cierto es que después de unos meses de constante mejoría de las percepciones económicas de los españoles, estas han dado un vuelco generalizado que tiñe de pesimismo todos y cada uno de los indicadores del último Publiscopio.

El cambio de tendencia se nota sobre todo en la peor situación personal

En el último mes, el número de españoles que manifiesta que la situación económica de España es "regular" ha caído 7,5 puntos porcentuales, mientras que los que la definen como "muy mala" crece en otros siete puntos y ya son casi uno de cada dos, el 43,7%. Este empeoramiento en la percepción de la situación general del país ya se empezó a apreciar en enero. Así, desde que comenzó el año, el número de los que la definen como "regular" suma una caída de diez puntos, mientras que ha subido en 14 puntos el de los que responden que la situación es "muy mala".

El cambio de tendencia, sin embargo, se nota sobre todo en la opinión de los españoles sobre su situación económica personal. Si en enero, a pesar la peor impresión la situación del país, los ciudadanos mantenían una ligera pero constante evolución positiva, en febrero ambos indicadores ya bajan juntos por la pendiente del pesimismo. Por primera vez en muchos meses disminuye, del 35% al 32,3%, el número de españoles que definen su situación económica como "bastante buena". Por el contrario, los que la definen como "bastante mala" y "muy mala" aumentan del 15,8% al 17,8%.


 

Las opiniones sobre la posibilidad de ahorrar también se resienten

También crece el porcentaje de españoles que afirman que su situación económica personal ha empeorado en los últimos doce meses. Los que responden que no ha variado caen del 56,5 al 50,5%, mientras que los que aseguran que hoy están peor suben del 35,7% al 41,8. Este empeoramiento de la situación económica personal de los españoles oscurece sus expectativas de futuro. También, por primera vez en muchos meses, el miedo a que los cosas vayan a peor vuelve a crecer: los que piensan que dentro de un año estarán mejor caen del 24,3 al 23,6%, mientras que los que están convencidos de que evolucionarán a peor suben tres puntos porcentuales, hasta sumar el 18,3%.

Noticias Relacionadas