Lunes, 22 de Febrero de 2010

Francia y España plantean reconocer un Estado palestino

Kouchner y Moratinos buscan el apoyo de la UE a una declaración unilateral de Abás

E. GARCÍA GASCÓN ·22/02/2010 - 08:00h


Protesta contra el muro de seguridad israelí en Bilin (Cisjordania). - Ammar Awad / Reuters

Los ministros de Exteriores de Francia, Bernard Kouchner, y de España, Miguel Ángel Moratinos, han presentado una iniciativa que prevé el reconocimiento de un Estado palestino por parte de la UE en el plazo máximo de 18 meses, con independencia de las negociaciones entre Israel y los palestinos, interrumpidas hace más de un año, reveló este domingo el diario Haaretz.

La UE informó a Israel de esta iniciativa hace "algunas semanas" y los israelíes mostraron su oposición argumentando, como ya ha ocurrido en ocasiones similares, que impediría el buen desarrollo de las negociaciones entre las dos partes, aunque estas son inexistentes debido a la voracidad constructora de Israel en los territorios ocupados en violación de la ley internacional.

Tel Aviv advierte de que se trata de una "imposición" y que afectará al diálogo

La idea de Kouchner y Moratinos prevé que en un momento dado el presidente palestino, Mahmud Abás, declare el Estado de forma unilateral y que sea inmediatamente reconocido por la UE.

Dos años de preparativos

La iniciativa se basa en las estimaciones del primer ministro palestino, Salam Fayyad, quien hace algunos meses manifestó que serían necesarios dos años para preparar adecuadamente la creación de un Estado independiente, incluyendo el desarrollo de sus instituciones, las reformas económicas y el entrenamiento de las fuerzas de seguridad.

Las negociaciones están interrumpidas e Israel amplía sus colonias ilegales

Los israelíes se oponen porque consideran que se trataría de una "imposición", aunque en realidad la declaración de un Estado palestino no cambiaría nada sobre el terreno y los israelíes seguirían construyendo en Cisjordania, incluida Jerusalén, como lo han venido haciendo durante los últimos años; es decir, cada vez con mayor intensidad.

Un alto funcionario israelí se mostró muy ofendido con la iniciativa franco-española y manifestó a Público que "ni ha sido coordinada con nosotros, ni con los palestinos, ni aporta ninguna solución a los verdaderos problemas de las fronteras, de Jerusalén, de la cooperación económica, de la seguridad, ni de los refugiados". La fuente añadió que la expansión judía en las colonias "no es un problema, puesto que puede revertirse".

Sobre el terreno, la respuesta de Israel no se hizo esperar y el primer ministro Binyamin Netanyahu anunció poco después que su Gobierno declarará pronto la mezquita de Abraham de Hebrón y la tumba de Raquel de Belén como patrimonio cultural de Israel, a pesar de que ambos lugares se encuentran en plenos territorios palestinos ocupados.

Noticias Relacionadas