Miércoles, 19 de Diciembre de 2007

Salgado pesca cuotas para la flota española

El sector pesquero lamenta que se mantenga la veda de la anchoa

PANCHO TRISTÁN ·19/12/2007 - 22:27h

La ministra de Agricultura y Pesca, Elena Salgado, vuelve de Bruselas con las redes llenas. O, al menos, eso es lo que quiso mostrar al término de la cumbre de ministros europeos que había de decidiir las cuotas de captura para el año 2008.

Los pesqueros españoles podrán pescar más merluza y más jurel, y no tendrán que reducir sus capturas de rape y rodaballo. Además, los pescadores gallegos podrán utilizar las nasas -una especie de jaula usada para la captura de determinadas especies- en aquellas zonas en las que lo tenían prohibido por su hipotético impacto en la población de cigalas.
La ministra insistía ayer en destacar la importancia de algunos de los logros. Habló de "aumentos sin precedentes". Se refería, por ejemplo, al 15% más de merluza sur que podrá ser pescado. Hay incrementos de hasta el 25% para el caso del jurel. Normalmente, las reducciones o ampliaciones de los Totales Admitidos de Capturas (TACs) son del orden del 10%. La ministra defendió la importancia de los informes científicos aportados para conseguir los objetivos.

Y a la ciencia se refirieron las organizaciones ecologistas cuando criticaron el acuerdo alcanzado por los ministros europeos de Pesca. Dicen exactamente lo contrario: que los incrementos aprobados están "un año más" por encima de las propuestas de la comisión y, por tanto, de los estudios de los especialistas.

La anchoa de la discordia

El sector apoyó el acuerdo con matices: la veda de la anchoa en aguas del Cantábrico y aguas francesas se mantiene hasta el mes de junio. Y eso que pescadores españoles y franceses estaban de acuerdo para volver a la actividad antes de "morir de inanición".

Para el presidente de la Federación Gallega de Confradías de Pescadores, Evaristo Lareo, el hecho de que la anchoa se quedase por fuera del acuerdo es "grave" y tiene un gran impacto. Explica Lareo, que si se hubiese levantado la veda "los barcos grandes podrían volver a concentrarse en la captura de esa especie". Y que el reparto de los frutos del mar sería mejor para todos. Pero tendrá que esperar. Los ministros apostaron por las tesis que se refieren al control de la especie. Al menos hasta el mes de junio.