Miércoles, 19 de Diciembre de 2007

La Audiencia concluye que el entorno de ETA es su "corazón"

El tribunal considera que las organizaciones "satélites" son su ‘frente de masas' y ‘mediático'

ÁNGELES VÁZQUEZ ·19/12/2007 - 22:14h

La Audiencia Nacional ha realizado un exhaustivo trabajo analizando la documentación intervenida a ETA durante décadas, para llegar a la conclusión de que la Koordinadora Abertzale Socialista (KAS) y su sucesora, Ekin, no son sólo "un conjunto de organizaciones satélites que giran alrededor de ETA", sino que forman parte de sus "entrañas", creando sus frentes de masas y mediático. Ambos tienen una vital importancia en la "acumulación de fuerzas" pretendida por la banda para ayudar a la lucha armada.

Según la sentencia, que condena a 47 de los 52 acusados del macrosumario 18/98 a penas que van desde los 2 a los 24 años de cárcel, KAS "posibilitaba a ETA ejercer un férreo control del entramado de organizaciones sectoriales que constituye el denominado ‘Movimiento de Liberación nacional Vasco' (MLNV)".

Surgió ante "el profundo acoso policial y judicial que sufrió la organización en Francia desde los ochenta", lo que obligó a ETA a "transferir buena parte de sus funciones". Cuando sus actividades fueron declaradas ilícitas por el juez Baltasar Garzón en 1998, fue reemplazada por Ekin, con idénticos objetivos, estructura y fines. "La simple experiencia
-dice la resolución- nos enseña la capacidad de sustitución de la organización".

Pedagogía de la violencia

En cuanto al diario Egin, la Sala de lo Penal explica que "para ETA era necesario que la noticia de sus macabras acciones se difundieran con finalidad didáctica, y llegara al conjunto de ciudadanos y a los poderes públicos a fin de que todos comprendieran que la paz y la tranquilidad era incompatible con el estado de opresión que sufría el País Vasco".

Para desarrollar esta "pedagogía" de la violencia, ETA asumió desde 1991 el proceso de reorganización de Egin, para convertirlo en su frente informativo, complementario del armado, el de masas y el institucional (destinado a alentar a los demás en lo que sea preciso para los intereses de ETA). Por eso, tras una reunión con el dirigente etarra José Luis Álvarez Santacristina, Txelis, se eligió a Xabier María Salutregi como director del diario y a Teresa Toda, subdirectora.

‘Ministerio de Exteriores'

Para coordinar la labor realizada por las organizaciones de ETA en el extranjero, la dirección decidió crear su propio ministerio de Asuntos Exteriores, Xaki, que al igual que Herri Batasuna, Gestoras pro Amnistía y el sindicato LAB, cobraba de una caja común.

Según la Audiencia, la Fundación Joxemi Zumalabe colaboró con ETA, "siguiendo puntualmente los criterios impuestos por el frente armado", y bajo una apariencia de legalidad desarrolló la propuesta "desobediente" de la banda. "Si hemos sido capaces de desbordar al Estado con la acción guerrillera armada, por qué no volverles locos con acciones desobe-dientes", como con el DNI vasco, afirmaba la revista Ezpala, dirigida por Iñaki O'Shea.

Por todo ello, el tribunal declara ilícitas KAS, Ekin y Xaki, e ilegaliza las actividades de las empresas vinculadas a Egin.

Noticias Relacionadas