Sábado, 29 de Septiembre de 2007

Doñana se monitorizará con una red wifi que ampliará la investigación y la divulgación

Agencia EFE ·29/09/2007 - 13:34h

Agencia EFE - Imagen de archivo, tomada este verano, del interior del Espacio Natural de Doñana, cuyas mas de cien mil hectáreas se monitorizarán con una malla de sensores que transmitirán información en tiempo real por una red 'wifi', lo que ampliará la investigación y la divulgación en este ecosistema. EFE

El Espacio Natural de Doñana se monitorizará con una malla de sensores que transmitirán información en tiempo real por una red 'wifi', lo que ampliará la investigación y la divulgación en este ecosistema, anunció a EFE el director de la Estación Biológica de Doñana (CSIC), Fernando Hiraldo.

Hiraldo explicó que las más de cien mil hectáreas de este Espacio Natural, que suma los parques nacional y natural, se cubrirán en un año con una malla de sensores remotos que transmitirán en tiempo real datos meteorológicos y bioindicadores como el nivel de inundación de la marisma, la calidad del agua o el crecimiento de las plantas.

Este proyecto, financiado por el Gobierno y la Junta de Andalucía, se implanta al ser catalogada la Estación Biológica de Doñana (EBD) -creada hace medio siglo con la Reserva Biológica que fue el embrión del Parque Nacional del mismo nombre- como Infraestructura Científica y Tecnológica Singular (ICTS), dentro de los centros de excelencia del CSIC.

Los datos se transmitirán al Centro Internacional de Estudios y Convenciones Ecológicas y Medioambientales (CIECEM) de Matalascañas, en el municipio onubense de Almonte, lo que, según Hiraldo, reforzará la colaboración de la EBD con la Universidad de Huelva y reducirá el trasiego de investigadores y técnicos dentro del espacio protegido.

"Monitorizar Doñana abrirá este espacio protegido a la comunidad científica mundial y permitirá que los españoles, que son quienes la sostienen con sus impuestos, puedan conocerla mejor y puedan verla en directo", aseveró Hiraldo.

Esta monitorización, que incluirá la instalación de cámaras, permitirá que centros públicos, como ayuntamientos o colegios, y entidades privadas, como hoteles, ofrezcan imágenes de Doñana en tiempo real, como ya ocurre con las de los linces en cautividad que se emiten en el centro de visitantes de El Acebuche.

Hiraldo subrayó que la secular alianza entre Doñana y la ciencia nace en el mismo momento de la creación del Parque Nacional, pues también entonces se fundó la Estación Biológica de Doñana.

"Doñana es muy importante para la ciencia, porque es un laboratorio excepcional en un mundo en crisis ambiental como el nuestro, y la ciencia es muy importante para Doñana porque en este espacio se debe generar ciencia de la máxima calidad que sea la base para gestionarlo adecuadamente", enfatizó.

Recordó que Doñana cuenta con un equipo científico de seguimiento de procesos naturales "muy completo", que gestiona series históricas de varias décadas "que aportan un enorme valor para saber lo que pasa con el cambio climático o con enfermedades como la gripe aviar".

Respecto a la conservación de Doñana, reiteró que "depende más de lo que se hace fuera que de lo que se hace dentro" de este espacio protegido que es "una isla rodeada por un entorno muy poblado, con muchos cultivos e infraestructuras que actúan de barrera y aislan a sus especies cientos de kilómetros de otras poblaciones", como pasa con el lince.

Reclamó por ello "una potente red de corredores ecológicos" y defendió la continuidad de los programas para recuperar el corredor verde del río Guadiamar y de restauración hidrológica de Doñana, iniciados en 1998, tras la catástrofe ecológica de Aznalcóllar.

"Ya nadie discute la conservación de Doñana, que es rentable para todos; no sólo para los científicos o los ecologistas", añadió.

Citó el ejemplo de Almonte, "municipio que apostó por el desarrollo sostenible y cuya renta per cápita supera la media de la provincia de Huelva y la andaluza".