Miércoles, 19 de Diciembre de 2007

Un año de prisión firme para cinco ex detenidos franceses de Guantánamo

EFE ·19/12/2007 - 16:47h

EFE - Dos de los tres residentes británicos liberados de Guantánamo fueron detenidos a su llegada al Reino Unido. En la imagen, las instalaciones de "Campo Delta" en la base militar estadounidense.

Cinco de los seis ex detenidos franceses de la base estadounidense de Guantánamo fueron condenados hoy en Francia a un año de prisión firme por asociación de malhechores en relación con una actividad terrorista, mientras que el sexto fue absuelto.

El Tribunal Correccional de París siguió así la petición de la Fiscalía, aunque ninguno de los condenados regresará a prisión puesto que ya pasaron un tiempo superior a doce meses en detención preventiva.

Brahim Yadel, de 37 años, sobre quien pesaban las acusaciones más duras, fue sentenciado a un año de prisión firme además de cuatro años exentos de cumplimiento.

El Tribunal dictó también penas de un año de cárcel firme y tres años exentos de cumplimiento para cada uno de los otros cuatro condenados: Nizar Sassi, de 27 años, Murad Benchellali, de 26 años, Reduane Jalid, de 39 años, y Jaled ben Mustafa, de 35 años.

En cambio, absolvió a Imad Kanuni, de 30 años.

Todos ellos fueron capturados a finales de 2001 por fuerzas estadounidenses en la frontera entre Afganistán y Pakistán, antes de ser recluidos en la base de EEUU de Guantánamo (Cuba).

Entre 2004 y 2005, fueron devueltos por EEUU a Francia, donde fueron encarcelados durante un tiempo.

La sentencia dictada hoy por el Tribunal Correccional pone fin a un juicio que empezó a mediados de 2006, pero que fue interrumpido poco después con el fin de obtener la desclasificación de varios documentos de los servicios de contraespionaje galos (DST).

Estos documentos habían sido citados por la prensa francesa y en ellos se revelaba que dos agentes franceses habían interrogado en secreto a los ex detenidos mientras se encontraban en la base de Guantánamo, un hecho que hasta ese momento las autoridades galas habían negado.

A la luz de esa información, el Tribunal suspendió el juicio y solicitó la desclasificación de nueve documentos de la DST, elaborados por los agentes que llevaron a cabo los interrogatorios.