Domingo, 21 de Febrero de 2010

Europa y Asia escalan puestos en el medallero de los JJOO

Reuters ·21/02/2010 - 09:49h

Atletas de países europeos y asiáticos se llevaron el sábado la mayoría de las pruebas disputadas en los Juegos Olímpicos de Invierno que se están celebrando en Vancouver.

Lindsey Vonn y Shani Davis, dos de los atletas que ayudaron a rescatar a los Juegos de Vancouver de la mala publicidad inicial, no pudieron hacerse el sábado con las medallas de oro en un día de sorpresas en los Juegos Olímpicos de Invierno.

Vonn fue derrotada por la austriaca Andrea Fischbacher en el súper gigante femenino y terminó en tercer lugar. Por su parte, Davis tuvo que conformarse con la plata, por detrás del holandés Mark Tuitert, en la final de velocidad de los 1.500 metros masculinos.

El campeón mundial noruego Petter Northug se quedó fuera del podio en la prueba de persecución en esquí de fondo de 30 kilómetros, mientras que el sueco Marcus Hellner se llevó el título.

Por otro lado, la joven china Zhou Yang se llevó los 1.500 metros femeninos en pista corta, tras escaparse en solitario del grupo.

Tan sólo el saltador suizo Simon Ammann y el velocista surcoreano de pista corta Lee Jung-su ganaron el oro como se había previsto, en el día en el que los juegos llegaron al ecuador de la competición.

"Tras ocho días estamos muy contentos", dijo el director ejecutivo del COI para los Juegos, Gilbert Felli. "Por supuesto quedan ocho días más, pero no hay ninguna razón para creer que no continuarán con normalidad", agregó.

Más de 150.000 aficionados llenaron las calles del centro de Vancouver mientras los sonidos de pájaros carpinteros y cencerros crearon el ambiente perfecto para la fiesta en las montañas de Whistler.

No todos estaban contentos, ya que una protesta del equipo esloveno se sumó a las actuales quejas a las que los organizadores se enfrentan sobre los niveles de seguridad.

Las cuestiones sobre la seguridad de los competidores han dominado estos Juegos Olímpicos desde que el piloto de luge georgiano Nodar Kumaritashvili murió en un entrenamiento hace una semana y no han mostrado señales de que puedan desaparecer.

EXHIBICION PERFECTA

Fischbacher consiguió la mejor actuación de su carrera y sorprendió a Vonn y al resto de grandes rivales para quedarse con el primer título importante de su trayectoria.

"Me gustan las carreras difíciles", dijo la atleta de 24 años, una prima lejana del doble campeón olímpico Hermann Maier.

Vonn sólo pudo quedarse con el tercer puesto, añadiendo un bronce al oro que ganó el miércoles en el descenso, tras desafiar una lesión y un trazado traicionero.

"Vine aquí con la esperanza de conseguir una medalla y tengo una de oro", dijo Vonn. "Esta era sólo la guinda de la tarta", agregó.

La eslovena Tina Maze le arrebató la plata y tranquilizó en algo a los enfadados dirigentes de su equipo, que presentaron una protesta después de que su principal esquiadora de fondo Petra Majdic se rompiese cuatro costillas al caerse en un barranco hace tres días.

Majdic desafió las órdenes de los médicos y el dolor insoportable para conseguir llevarse la medalla de bronce en el sprint femenino, en uno de los momentos más conmovedores de estos Juegos, pero terminó descartada para el resto de la competición después de que varias pruebas confirmaran la gravedad de sus lesiones.

ENORMES SALTOS

La victoria de Amman en el salto de esquí se produjo después de que los delegados del equipo austriaco retiraran su amenaza de protestar contra la modificación de los seguros de sus botas, que creían que le daban una ventaja injusta.

Sin preocuparse por la situación, Ammann se convirtió en el primer hombre que gana cuatro medallas de oro individuales, tras sumar el título de trampolín largo a sus dos medallas de los Juegos de Salt Lake City de 2002 y a su triunfo en el trampolín normal que consiguió anteriormente esta semana.

El suizo sumó un total de 283,6 puntos, superando al polaco Adam Malysz, que se quedó con la plata, y al austriaco Gregor Schlierenzauer, que consiguió el bronce, repitiendo los puestos que se dieron en el trampolín normal.

Davis era el gran favorito para llevarse el patinaje de velocidad tras defender con éxito anteriormente su medalla en los 1.000 metros, pero no pudo igualar la actuación del holandés Tuitert. El tercer lugar fue para el noruego Havard Bokko.

"Estas cosas ocurren por una razón y estoy seguro de que hay una lección que aprender", dijo Davis, que también terminó segundo en los 1.500 metros en las olimpiadas anteriores. "Aprenderé esa lección y volveré en cuatro años", agregó.

Hellner culminó de manera asombrosa la prueba de los 30 kilómetros de esquí de fondo, alejándose de un grupo de cuatro esquiadores en la vuelta final, por lo que fue felicitado posteriormente por el rey Carlos XVI Gustavo de Suecia y la reina Silvia.

Cruzó la línea en primer lugar, por delante del alemán Tobias Angerer y de su compatriota Johan Olsson. Northug desapareció en el último kilómetro y terminó undécimo.

Zhou ganó los 1.500 metros femeninos en pista corta, por delante de la pareja de surcoreanas Lee Eun-byul y Park Seung-hi, después de que la favorita Wang Meng, que ganó los 500 metros anteriormente, fuera descalificada en semifinales por un choque cerca del final de la carrera.

Corea del Sur se llevó el oro y la plata en la final masculina, Lee pasó su bota por delante justo en la línea de meta para imponerse a Lee Ho- suk.

El estadounidense Apolo Anton Ohno se llevó el bronce para convertirse en el atleta de su país con más medallas en los Juegos de Invierno, al sumar su séptima presea en tres olimpiadas, superando a la velocista Bonnie Blair.

Estados Unidos se mantuvo en lo más alto del medallero a pesar de terminar el día con las mismas seis medallas de oro con las que lo comenzó.

Noruega es segunda con cinco, mientras que Alemania, Canadá y Suiza se encuentras empatadas en tercer lugar con cuatro.

El domingo se decidirán otras seis medallas, aunque el evento más esperado es el partido de hockey masculino sobre hielo entre Estados Unidos y Canadá, que ha obligado a la policía local a traer refuerzos.