Domingo, 21 de Febrero de 2010

Tropas continúan avance en su ofensiva contra feudo insurgente en sur afgano

EFE ·21/02/2010 - 09:55h

EFE - Imagen sin fechar facilitada por el ministerio británico de Defensa el 17 de febrero pasado, que muestra al vehículo acorazado Troyano armado con el "Python", alta protección contra minas, artefactos explosivos improvisados (IED), y otro convoy de vehículos durante la "operación Moshtarak" en Helmand. EFE/Archivo

Las tropas afganas e internacionales continúan su avance en la ofensiva contra la insurgencia lanzada hace más de una semana en la provincia afgana meridional de Helmand, donde los talibanes están ofreciendo "determinada" resistencia, informó hoy el mando de la OTAN.

"Tenemos informes de ataques con artefactos improvisados tanto en Nad Ali como en Marjah, del hallazgo de armas y de algunos enfrentamientos con arma corta", dijo la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), bajo mando de la OTAN.

De acuerdo con el parte diario sobre la operación "Moshtarak" (juntos, en dari), que relata el transcurso de los combates del día anterior, la ofensiva "continúa encarrilada ya que la fuerza conjunta sigue haciendo progresos".

El mando militar precisó que las operaciones de limpieza de insurgentes, que están mejorando la capacidad de movimiento de los soldados, evolucionan de forma positiva, aunque anticipó que todavía tardarán 30 días en completarlas.

Mientras, en el núcleo urbano de Marjah, epicentro de la operación donde viven unas 80.000 personas, las tropas están hallando "determinada resistencia" por parte de la insurgencia.

El gobernador de Helmand, Gulab Mangal, aseguró ayer que la instauración de un gobierno efectivo es la mejor herramienta para garantizar la paz.

"El reto es disponer de gente creíble que represente al Gobierno de Afganistán desde una posición desde la que puedan llevar a cabo la tarea del Estado", dijo Mangal, citado en la nota.

Desde el pasado día 13, tropas de la ISAF y del Ejército afgano desarrollan en Marjah y en el distrito aledaño de Nad Ali, en el centro de Helmand, la mayor ofensiva por número de tropas desde la invasión estadounidense de Afganistán en 2001 con el objetivo de desalojar a los insurgentes.

En un comunicado distinto, la ISAF informó de que uno de sus soldados murió ayer a causa de la explosión de una bomba caminera en el sur afgano.

Según la nota, que no precisó el lugar en el que tuvo lugar el ataque ni la nacionalidad de la víctima, el soldado no participaba en la operación Moshtarak.

Además, otro miembro de la ISAF perdió la vida en el este del país por "fuego indirecto".