Domingo, 21 de Febrero de 2010

Las ONG relanzan la lucha contra los paraísos

Piden que se vigilen las operaciones de las multinacionales en estos territorios

ANDRÉS PÉREZ ·21/02/2010 - 08:00h

Una plataforma de 59 ONG europeas ha recordado a la OCDE que la supresión de los paraísos fiscales es una complicada cuestión de objetivos políticos y de justicia, para la que hay que seguir acelerando y no empezar a frenar.

La plataforma Red Europea sobre la Deuda y el Desarrollo, (Eurodad) y sus organizaciones han remitido una carta al secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, para solicitarle que introduzca en su política antiparaísos una cuestión hasta ahora olvidada: la utilización que las grandes multinacionales hacen del diferencial fiscal entre diversos países para transferir beneficios de unas a otras de sus filiales, y evadir así impuestos vía juegos de contabilidad interna.

La OCDE está pilotando la lucha contra los paraísos impulsada por el G-20. Desde la cumbre de Londres, en abril de 2009, una veintena de territorios de nula fiscalidad han salido de la lista negra y gris de la organización, tras haber firmado al menos una docena de convenios de colaboración con otros tantos países. La última lista, del pasado día 18, recoge 22 territorios poco colaboradores en materia fiscal; en abril, eran 42. Ahora, la OCDE va a realizar ahora un trabajo de auditoría paraíso por paraíso para comprobar si realmente están colaborando en el intercambio de información fiscal. Las ONG reclaman a Gurría que esos estudios sirvan también para elucidar si hay "evasión fiscal por parte de compañías multinacionales" que utilizan filiales en países del Sur con recursos administrativos limitados.

La carta enviada por las ONG a Gurría que el lunes y martes estará en España llega en el momento clave de la lucha antiparaísos. Pasado el primer impacto de la crisis financiera que atemorizó a todo el mundo, el impulso inicial parece haber perdido fuerza.

Sin sanciones

La idea de sancionar a los paraísos, por ejemplo, ha desaparecido. Algo relativamente previsible, según Marta Ruiz, especialista de análisis de flujos financieros Norte-Sur de Eurodad, puesto que las listas de jurisdicciones condenables y sancionables "lo que hacen de facto es legitimar a los paraísos fiscales del propio G-20, y estigmatizar a los demás".

Según las ONG, ninguna lista, ni negra ni gris, incluyó la City de Londres (señalada como paraíso fiscal no cooperante en un informe de la Asamblea Nacional francesa), el Estado de Delaware en EEUU, o Hong Kong. Por el contrario varios países del Sur pobre han visto sus nombres en las listas.

Desde el lanzamiento de las iniciativas antiparaísos por parte del G-20 se han producido, no obstante, algunos resultados. Según la OCDE, a causa de la presión internacional, la repatriación de capitales desde los paraísos empieza a producirse: Australia habría repatriado 230 millones de dólares; Suráfrica, 6.000 millones; EEUU, 7.000 millones; y Francia, 6.000 millonjes de euros.