Domingo, 21 de Febrero de 2010

Pellegrini, a la defensiva y sin Benzema

"Las críticas no me importan, pero sí los insultos y la mala fe", dijo el técnico. El francés, otra vez lesionado

GONZALO CABEZA ·21/02/2010 - 08:00h

Pellegrini se reafirma: "Las lesiones musculares son mi menor preocupación". Su frase de ayer comentaba las tres lesiones que ha sufrido el Madrid en una semana Guti, Van der Vaart y Drenthe pero no la de Benzema, que el club dio a conocer una vez ya había terminado la comparecencia del técnico chileno. La lesión del francés es la misma pubalgia que le apartó del partido contra el Xerez del pasado sábado, pero que, sin embargo, le permitió aparecer unos minutos contra el Olympique de Lyon el martes.

La lesión de Benzema quita una de las grandes dudas que está teniendo el técnico esta temporada: Higuaín será el acompañante de Cristiano en la punta de ataque. Ni el francés ni Guti, aún lesionado, están en una lista en la que sí aparecen Metzelder, Dudek y Van der Vaart, todos ellos recuperados de sus molestias físicas.

La duda del chileno estará, una vez más, en la medular. Pellegrini podría recuperar el mediocentro único, Xabi Alonso. Junto a él formarían Marcelo, que adelantará su posición para dejarle el lateral a Arbeloa (lo que supone, además, la vuelta de Sergio Ramos a la derecha), Granero y Kaká.

Las críticas posteriores al partido de Gerland han puesto al técnico a la defensiva. Pellegrini recuerda los brillantes números del Madrid en Liga. "Los números que tenemos avalan el proyecto y el trabajo que hacemos. Cuando todo deriva en desprestigiar a técnicos y jugadores, ya es una interpretación", señaló el técnico que aseguró:"Las críticas no me importan, pero los insultos y la mala fe, sí". El chileno, además, se considera seguro en su puesto y niega que en las últimas fechas haya tenido conflictos con Jorge Valdano o Florentino Pérez.

El Villarreal llega al Bernabéu con la ausencia de sus dos centrales titulares, Godín y Gonzalo, lo que obligará a Garrido a inventar una solución para detener a los delanteros blancos. Las bajas han propiciado que el Villarreal cuente hoy con cuatro jugadores del filial: Matilla, Ruben, Francisco Oliva y Musacchio, un central que apunta a la titularidad.