Miércoles, 19 de Diciembre de 2007

Reino Unido y EE.UU. ven diferencias irreconciliables entre Serbia y Kosovo

EFE ·19/12/2007 - 17:34h

EFE - El presidente de Kosovo Fatmir Sejdiu expresó su compromiso con la puesta en práctica de las medidas incluidas en el plan Ahtisaari de respeto a la minoría serbia en Kosovo.

Los embajadores del Reino Unido y de EE.UU. ante la ONU aseguraron que los discursos de Serbia y Kosovo en el Consejo de Seguridad hoy muestran que sus diferencias aún son irreconciliables y apostaron por avanzar hacia la independencia de la provincia sin el aval de ese órgano de las Naciones Unidas.

Sin que hubiera acabado la reunión del Consejo de Seguridad para estudiar el informe de la troika de mediadores en las negociaciones sobre el estatus final de Kosovo, el embajador británico, John Sawers, salió de la sala y declaró a la prensa que ya habían intervenido tanto el presidente de la provincia, Fatmir Sejdiu, como el primer ministro serbio, Vojislav Kostunica.

Por sus intervenciones, "es evidente que las diferencias son irreconciliables", aseguró el embajador británico.

"No he visto nada en nuestras deliberaciones y consultas de las pasadas semanas que me lleve a pensar que hay alguna posibilidad de que el Consejo vaya a acordar hoy algún tipo de acción", añadió Sawers.

Además, defendió que la resolución 1.244 de la ONU establece "suficiente base legal para que Kosovo alcance la independencia" sin necesidad de que haya de por medio un nuevo aval explícito del Consejo de Seguridad.

En la misma línea se pronunció el embajador de EE.UU., Zalmay Khalilzad, quien también declaró a la prensa antes de que terminara la reunión que esas diferencias parecen "irreconciliables".

Khalilzad apostó por la vía de la independencia tutelada a través del plan entregado en marzo por el mediador de la ONU, el finlandés Martti Ahtisaari.