Miércoles, 19 de Diciembre de 2007

Hallan el eslabón perdido entre ballenas y mamíferos terrestres

DANIEL MEDIAVILLA ·19/12/2007 - 21:23h

Carl Buell - El ‘Indohyus’ es un ancestro de las ballenas. CARL BUELL

Ya se sabía que los primeros cetáceos aparecieron hace unos 50 millones de años en los mares del sur de Asia, pero su ancestro terrestre era todavía un desconocido. Hoy, un grupo de investigadores del Northeastern Ohio Universities College of Medicine (EEUU), liderado por Hans Thewissen, anuncia en Nature el descubrimiento del eslabón perdido entre las ballenas y sus antecesores cuadrúpedos.

El animal, bautizado como Indohyus, vivió hace unos 48 millones de años en la región india de Cachemira. Sus fósiles indican que tenía el tamaño de un zorro y que utilizaba el agua para refugiarse de sus
depredadores.

Pese al poco parecido entre Indohyus y ballenas, los científicos han descubierto que las estructuras del cráneo y la región del oído del animal son muy similares a las de los primeros cetáceos. Además, el grosor de los huesos y las pruebas isotópicas muestran que los Indohyus pasaban mucho tiempo en el agua.

Hasta ahora, se asumía que las primeras ballenas descendían de animales terrestres carnívoros que se mudaron al mar para poder comer peces. Los autores del artículo de Nature afirman que éste no es el caso del animal descubierto. El Indohyus era herbívoro y habitaba en el agua durante gran parte de su vida. “Aparentemente, el cambio de dieta para cazar animales (como hacen las modernas ballenas) se produjo después del cambio de hábitat al agua”, explica Thewissen.