Sábado, 20 de Febrero de 2010

Jornada de gloria para Noruega

EFE ·20/02/2010 - 05:43h

EFE - Svindal, que antes ya se había colgado la plata en el descenso, ganó hoy el supergigante, con lo que se unió a Kjetil Andre Aamodt y Lasse Kjus en la historia del esquí noruego.

Noruega vivió una jornada de gloria en los Juegos Olímpicos de invierno de Vancouver 2010 al elevar a cinco el número total de medallas de oro tras a los títulos de Aksel Lund Svindal, en el supergigante de esquí alpino masculino, y de Marit Bjoergen, en los 15 kms. persecución de fondo femenino.

Noruega, el país más laureado de la historia en los Juegos de invierno (ya cuenta con 103 oros), se ha situado segundo en el medallero general de Vancouver 2010, sólo superado por Estados Unidos, que tiene un oro más.

Svindal, que antes ya se había colgado la plata en el descenso, ganó hoy el supergigante, con lo que se unió a Kjetil Andre Aamodt y Lasse Kjus en la historia del esquí noruego.

El noruego se impuso con 72 centésimas de segundo menos que el estadounidense Bode Miller, que fue plata y capturó su segunda medalla en Vancouver 2010 después del bronce logrado en la prueba reina.

Otro estadounidense, Andrew Weibrecht, protagonizó la gran sorpresa de la prueba al acabar en la tercera posición, después de salir con el dorsal 3 y marcar la primera referencia buena que acabó siendo canjeable por el bronce.

El segundo oro del día también fue para Noruega. Martin Bjoergen pasó a ser la deportista más laureada de los Juegos al ganar la prueba de 15 kilómetros persecución de esquí de fondo femenino. Se trata de su tercer trofeo, segundo de oro.

Bjoergen, que también fue campeona del sprint estilo clásico y tercera en los 10 kms. estilo libre, se impuso también en la persecución de 15 con ocho segundos y nueve décimas de ventaja sobre la sueca Anna Haag y 9.3 respecto a la polaca Justyna Kowalczyc, autora hoy de su segunda medalla en estos juegos tras la plata que obtuvo en el sprint estilo clásico.

Bjoergen ya tiene en total cinco medallas olímpicas, ya que en Salt Lake City 2002 formó parte de equipo noruego de relevos que ganó la plata en la carrera de 4x5 kms. y fue subcampeona de los 10 kms. en Turín 2006.

La británica Amy Williams se adjudicó la medalla de oro en la prueba de skeleton femenino , la primera para su país en un deporte individual desde los de Lake Placid de 1980.

El último medallista de oro británico en un deporte individual fue Robin Cousins, campeón olímpico de patinaje artístico hace 31 años.

Williams, de 27 años, se impuso en la pista de Whistler por delante de dos alemanas: Kerstin Szymkowiak y Anja Huber, que se colgaron la plata y el bronce. Su triunfo no estuvo exento de polémica ya que los equipos de Estados Unidos y Canadá presentaron una protesta por entender que su casco no era legal.

En la prueba masculina de skeleton, el canadiense Jon Montgomery le arrebató por siete centésimas el título olímpico al gran favorito, el letón Martins Dukurs, tras una emocionante cuarta y última manga en la pista de Whistler, y logró para los anfitriones el cuarto máximo galardón.