Viernes, 19 de Febrero de 2010

Condenado un guerrillero de las FARC por secuestrar al hijo de Clara Rojas

La ex candidata a la vicepresidencia de Colombia estuvo secuestrada por la guerrilla colombiana durante seis años

EUROPA PRESS ·19/02/2010 - 23:29h

Un juez condenó este viernes a nueve años y nueve meses de prisión al guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Helí Mejía Mendoza, alias Martín Sombra, al considerarle autor del secuestro de Emmanuel, hijo de la ex candidata a la vicepresidencia de Colombia , Clara Rojas.

Tras aceptar las pruebas y los documentos presentados por la Fiscalía de Colombia, el magistrado decidió declarar a Martín Sombra culpable de un delito de secuestro simple agravado. El guerrillero, que también fue carcelero de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, permanece detenido en la Cárcel Modelo de Bogotá, donde cumple prisión preventiva desde que fuera detenido en marzo de 2008 en el municipio de Saboyá, en el departamento de Boyacá (norte).

Liberada tras seis años de cautiverio

Clara Rojas fue liberada el 10 de enero de 2008 junto a Consuelo González de Perdomo, tras seis años de cautiverio en los que dio a luz a su hijo Emmanuel el 16 de abril de 2004. Tras su nacimiento el menor estuvo al cuidado de Martín Sombra por orden de Pedro Antonio Marín, alias Tirofijo y de Jorge Briceño Suárez, alias Mono Jojoy.

Martin Sombra, quien ha confesado que las FARC lo abandonaron, comentó en marzo de 2009 en una entrevista a una cadena local que el hijo de Clara Rojas nació muerto. "Decidí anestesiarla y hacerle la cesárea, con ayuda de otros pelados (compañeros) la rajamos y le sacamos la criatura, pero el pelado (niño) ya estaba muerto, estaba morado y tocó volverlo a la vida, sacarlo y lavarlo", contó.

Carcelero de tres norteamericanos

El guerrillero fue carcelero también de los tres norteamericanos que estuvieron más de cinco años en poder de las FARC y de otros militares que formaron y siguen formando parte de los llamados secuestrados canjeables que el grupo armado pretende intercambiar por rebeldes presos.

Los que ahora están en libertad lo han descrito como un hombre cruel e inhumano, pero Martín Sombra niega estas acusaciones y asegura que en fechas importantes como la Navidad, les hacía una comida especial.

Por otra parte, el rebelde confesó hace unos meses que la zona de despeje de 42.000 kilómetros cuadrados que dispuso el Gobierno del ex presidente Andrés Pastrana (1998-2002) para dialogar con las FARC, fue utilizada para "esconder" a los rehenes canjeables. Martín Sombra militó en las FARC durante 44 años de su vida y afirma que fue el mejor amigo del ex jefe de las FARC, el ya fallecido Manuel Marulanda.