Miércoles, 19 de Diciembre de 2007

El PP regala una tostadora que imprime en el pan su logo

Los tradicionales intercambios de regalos entre periodistas y políticos siempre están cargados de originalidad e ironía

EUROPA PRESS ·19/12/2007 - 19:40h

El Partido Popular de Madrid ha decidido felicitar las Navidades a los periodistas y demás personal que sigue a diario los movimientos de sus miembros a lo largo y ancho de la región con una tostadora capaz de imprimir en el pan el emblema del partido, gaviota incluida.

El aparato, de tonalidades azul cielo, uno de los colores que los populares pasean allá donde van, consta de dos resistencias planas en las que se dibuja el contorno del mapa de Madrid, en cuyo centro se plasma el logotipo del partido.

Este regalo se aleja de otros obsequios más tradicionales como las típicas cestas de Navidad. Aunque el jamón no pasa de moda, año tras año, la paletilla y el vino han ido dando paso a los MP3, a las grabadoras digitales o a las tarjetas de memoria capaces de almacenar una gran cantidad de números de teléfonos móviles.

Este último utensilio fue el que le sirvió al PP de Madrid para felicitar las Pascuas el año pasado, instrumento que no fue recibido con tanta ilusión como la tostadora y que fue precedido por un albornoz con el emblema del PP bordado y una maleta.

Las chuches de Gallardón 

Sin embargo, éste no es el único regalo curioso que las instituciones y partidos están entregando. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, tiene por costumbre repartir entre los suyos cada mes de diciembre una gran cantidad de gominolas.

La tradición, que viene de lejos, se cumple a rajatabla todos los años. Si en 2005 las 'chucherías' se presentaron en un cubo de plástico blando como el que usan los obreros para recordar el inicio de la remodelación de la M-30, y en 2006 se entregaron en un arcón de madera. Este año se muestran en un dispensador que, además de repartir gominolas, permite echar los cereales en cualquier recipiente "con éxito".

Un escaño para el alcalde

Pero si los políticos hacen regalos originales a los periodistas que les siguen, los redactores tampoco se quedan cortos a la hora de hacer ofrendas llamativas. Entre los obsequios más curiosos que han llegado a recibir los distintos políticos regionales se encuentran el escaño del Congreso de los Diputados que Gallardón ha conseguido este año, un presente muy acertado dada la polémica surgida a raíz de la confección de las listas del PP de cara a las elecciones generales.

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, a la espera de recibir mañana su presente, ya puede presumir de tener un helicóptero de juguete, regalo del año 2005, que sin duda le recordará el día en que junto al presidente del PP, Mariano Rajoy, sufrió un accidente aéreo al despegar de la plaza de toros de Móstoles.

Además, la jefa del Ejecutivo madrileño también fue obsequiada el año pasado con un libro en blanco con la intención de que escribiera en él la segunda parte de su biografía tras el éxito alcanzado por el ejemplar titulado Esperanza Aguirre. La presidenta, firmado por Virginia Drake.