Miércoles, 19 de Diciembre de 2007

Israel construirá una colonia religiosa en Jerusalén este

El Ministerio de Vivienda aprueba la creación de 10.000 viviendas israelíes en tierras palestinas.

EUGENIO GARCIA GASCÓN ·19/12/2007 - 20:47h

Pese a la grave situación económica que vive Gaza, los palestinos festejaron ayer el primero de los tres días de la festividad musulmana de Id Al Addha, para la que las familias con más recursos compran una vaca, un cordero, una cabra o un camello. Un tercio de la carne se reparte entre los más necesitados.

El ministro de la Vivienda de Israel, Zeev Boim, ha dado luz verde a la construcción de una nueva colonia judía en el sector palestino de Jerusalén haciendo caso omiso a la petición de Estados Unidos de detener las obras en los asentamientos que Israel tiene en los territorios ocupados en contra de la ley internacional.

La nueva colonia se destinará a población judía ultraortodoxa y estará situada en Atarot, una zona que queda en el extremo norte de la Jerusalén ocupada, y constará de entre 10.000 y 15.000 viviendas, convirtiéndose de esta manera en el mayor asentamiento judío de la ciudad santa.

El proyecto ha sido elaborado por la firma de arquitectos Reches-Eshkol por encargo del Ministerio de la Vivienda. El ministro Boim solicitó recientemente el permiso requerido para iniciar la planificación de la nueva colonia.

Tierras confiscadas

La zona afectada comprende el aeropuerto de Atarot, que está en desuso, y otras tierras confiscadas a los palestinos cuando los israelíes ocuparon Cisjordania en la guerra de 1967.
Se da la circunstancia de que Israel no ha permitido a los palestinos construir en esa misma zona a pesar del enorme déficit de viviendas que tiene la población palestina, y que ahora el Ministerio argumenta que la colonia responde a la "urgente" necesidad de viviendas de la población judía.

Hace unos meses, Israel rechazó ampliar Jerusalén dentro de la zona judía y ahora decide expandirla dentro de los territorios ocupados a costa de los palestinos.

De hecho, el Gobierno israelí solicitó al arquitecto Moshe Safdi un plan para expandir Jerusalén dentro del territorio israelí pero más tarde este proyecto fue "congelado", de manera que la única posibilidad de expandir la ciudad santa es seguir ocupando más territorio palestino.

Tímida protestaAhora todo depende de la actitud que adopte Washington. Este mismo mes de diciembre los estadounidenses criticaron a Israel por expandir con 300 viviendas el asentamiento de Har Homa, situado dentro de Jerusalén pero en el extremo sur, aunque sus protestas fueron tan suaves que el proyecto sigue adelante.

La secretaria de Estado, Condoleezza Rice, manifestó entonces que las obras en Har Homa "no contribuyen al proceso de paz".

Aunque fuentes del consulado de Estados Unidos en Jerusalén han dicho que Israel les ha "prometido" que no llevará adelante el proyecto de Atarot, ésta no sería la primera vez que un Gobierno israelí miente a Washington en el tema de los asentamientos.La oficina del primer ministro, Ehud Olmert, dice que todavía no se ha decidido nada acerca del proyecto, pero lo cierto es que no ha dado la orden de paralizar el procedimiento iniciado por el Ministerio de la Vivienda.

La población judía en el sector ocupado de Jerusalén supera a la población palestina desde principios de los años noventa, y es cada vez mayor puesto que los israelíes construyen continuamente en el sector ocupado. Además, con la ayuda de ricos donantes judíos de Estados Unidos los israelíes pagan cantidades desorbitadas por las casas palestinas de Jerusalén oriental y muchos palestinos se las venden porque así obtienen un dinero fácil.