Viernes, 19 de Febrero de 2010

Queralt estrella las opciones de medalla

La joven catalana se cae durante el entrenamiento para la final y sufre un golpe en la cabeza

PACO GRANDE ·19/02/2010 - 22:00h

Castellet, inconsciente tras caerse durante el entrenamiento. AGENCIAS

Queralt Castellet había pasado a la final de snowboard, modalidad half-pipe, con la tercera mejor nota, pero la más firme opción de medalla española se estampó contra el suelo en una fatal caída cuando se entrenaba para la prueba definitiva.

Castellet (20 años) se golpeó la cabeza este jueves y estuvo durante unos instantes inconsciente, por lo que hubo de ser atendida en el hospital de campaña de Cypress Mountain, sede de la competición.

Sus padres, presentes en la pista, vivieron unos momentos de angustia, Queralt se recuperó y cuando ya estaba todo preparado para su traslado en helicóptero a Vancouver, quiso volver a disputar la final. Hubo momentos de incertidumbre en los que no se supo muy bien que podía pasar, pero los jueces impidieron la participación de la snowboarder de Sabadell porque los médicos habían dictaminado que debía someterse a un reconocimiento más detallado.

La catalana estuvo en todo momento acompañada por su familia y por la vicepresidenta del Comité Olímpico Español, Teresa Zabell, que le dio ánimos: "En la vida de todo se aprende y todo sirve para formarte, seguro que en Sochi 2014 (sede rusa de los próximos Juegos) no dará muchas alegrías". También el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, que presenciaba la prueba, se desplazó hasta el Hospital General de Vancouver para interesarse por el estado de la deportista de Sabadell.

"No hay peligro"

Tiempo después, fue la propia Zabell quien confirmó el parte médico oficial: "En el reconocimiento se han descartado cualquier tipo de lesiones, pero se le va a practicar un segundo escáner y permanecerá 24 horas en observación". Castellet, abanderada española en la ceremonia de apertura de los Juegos, recibió el alta médica tras haberse sometido a dos TAC (tomografías axiales computerizadas), que dieron resultado negativo.

Al abandonar el hospital en compañía de su entrenador, el neozelandés Ben Jolly, se mostró sonriente y relajada, aunque no quiso hacer declaraciones. "Está bien. Tiene un pequeño hematoma en el lóbulo frontal derecho que esta remitiendo, pero sin importancia. No hay peligro", desveló el médico de la Federación Española de Deportes de Invierno, Daniel Brotons.