Viernes, 19 de Febrero de 2010

La capital de Níger permanece tranquila tras el golpe de Estado

Reuters ·19/02/2010 - 15:26h

Mercados, bancos y escuelas abrieron sus puertas el viernes con normalidad en la capital de Níger, un día después de que un grupo de militares derrocaran al presidente Mamadu Tandja en un golpe de Estado y los pocos soldados que patrullaban las calles llevaban armas ligeras.

La comunidad internacional condenó la violencia, pero diplomáticos y analistas dijeron que creará una oportunidad para celebrar elecciones, que fueron pospuestas por la impopular reforma constitucional de Tandja en 2009.

"Es probable que el nuevo Gobierno militar se vea presionado por la comunidad internacional para que restaure el estado de derecho y celebre elecciones a medio plazo", dijo Samir Gado, vicepresidente de Rencap Securities.

El jefe de la junta militar que detuvo el jueves a Tandja en medio de tiroteos llamó a la calma y dijo que el trabajo de los ministros del Gobierno y gobernadores regionales derrocados en el golpe está siendo realizado por sus secretarios generales.

Tras meses de disputas políticas por la enmienda de Tandja a la Constitución, maniobra que provocó sanciones internacionales y manifestaciones, muchos en esta desértica nación del oeste de África sintieron alivio y esperanza de cambio.

"Espero que los soldados restablezcan el orden (...) limpien el ambiente político", comentó Mousa Isa, un taxista.

"Necesitamos empezar de cero, sin compromisos por la actual clase política que ha sido desacreditada durante los últimos 20 años", agregó.

La junta, que se autodenominó Consejo Supremo para la Restauración de la Democracia (CSRD), no dio indicios acerca de cuánto tiempo pretende quedarse en el poder, pero pidió al pueblo de Níger y a otros países que apoyen sus acciones.

Sus combatientes capturaron a Tandja y a sus ministros en una tiroteo que duró unas cuatro horas, antes de suspender la Constitución y disolver todos los poderes estatales del país productor de uranio.

Al menos tres personas murieron y se desconoce el paradero de Tandja.

La operación fue liderada por el coronel Abdulaye Adamu Haruna, quien dirige la fuerza de apoyo del bloque regional de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEEAO), indicaron fuentes militares.

¿OPORTUNIDAD TRAS GOLPE?

Tandja se convirtió en blanco de críticas y sanciones internacionales tras disolver el Parlamento y orquestar una reforma constitucional en 2009, que le dio poderes adicionales para extender su período de Gobierno más allá de su segundo mandato de cinco años, que expiró en diciembre.

El mandatario justificó las acciones diciendo que necesitaba más tiempo para completar proyectos de inversión a gran escala.

Varios de los oficiales de la junta participaron en el último golpe de Estado en Níger en 1999, el cual llevó a unas elecciones libres y justas, lo que plantea esperanzas en los analistas de que se realice el retrasado acto cívico.

"IHS Global Insight ha subido el riesgo político de Níger, pero el linaje de la CSRD podría significar un regreso al constitucionalismo dentro de un corto o medio plazo", precisó IHS.

Senegal, mediador del bloque CEEAO, envió a su ministro de Asuntos Exteriores, pero el diplomático no pudo entrar en Níger, ya que todas sus fronteras permanecen cerradas.

Francia, ex potencia colonial, se sumó a la Unión Africana y a la CEEAO en sus críticas al golpe de Estado.

"Francia aconseja a todas las partes en Níger, incluidas las fuerzas armadas, que encuentren una solución a la crisis constitucional a través del diálogo lo más pronto posible", indicó un portavoz francés.

El Departamento de Estado estadounidense dijo el jueves que no defiende la violencia, pero que Níger necesita elecciones y un nuevo Gobierno.