Viernes, 19 de Febrero de 2010

Las formas orgánicas de una García Lorca

La sobrina del poeta cuestiona el concepto de paisaje con un mural de 17 metros

G. F. ·19/02/2010 - 08:30h

La artista, junto a The Whole Depth. - guillermo sanz

Es la hora de comer y le han tocado unos sushis, bocadillos y caramelos. No hay tiempo que perder, aún quedan unos cuantos pedazos de su obra en el suelo y hay que colgarlos en los pequeños cinco metros del stand de la galería. La obra original, The Whole Depth, mide unos 17 metros y una vez montada recuerda a las escamas de un pez payaso.

Es un site specific, es decir, un trabajo realizado para un espacio concreto. La versión original ya fue expuesta en la galería Travesía Cuatro de Madrid, aunque quizá el nombre de la autora ayude a venderla. Gloria se apellida García Lorca. ¿Como el poeta? "Sí, mi padre era su hermano. Federico era mi tío", responde tímidamente la artista.

No quiere, sin embargo, hablar de la polémica sobre el supuesto lugar donde descansan los restos mortales del poeta. Y se centra en su obra. "Es un paisaje, inspirado en el abismo, con lo que sale y entra en el espacio natural", explica Gloria. La obra se constituye de varias hojas de hierro esmaltado y doblado, color naranja. De lejos parece que se van a romper con un poco de viento. El espectador tiene ganas de penetrar en ella. "Son formas orgánicas, como si fuera coral o como si estuviera en una cueva. Su forma es sensual, caliente. Es hierro, pero no es un trabajo frío", resume la artista.

Diálogo visual

Lo que le interesa a Gloria es el "diálogo visual" entre las distintas partes que componen su trabajo. "Es un paisaje, más allá de la representación clásica que tenemos de ello", dice, "porque mirar la obra produce la sensación de contemplar un paisaje".

El desafío de realizar una obra muy grande no la asusta. Ella hace maquetas que luego ejecutan metalurgistas. The Whole Depth La entera profundidad, en castellano se adapta a cualquier pared, puede medir 17 metros, cinco y mediocomo en la versión presentada en Arco o menos, "depende del cliente", afirma una Gloria García Lorca con ganas de vender.