Viernes, 19 de Febrero de 2010

"Los excesos inmobiliarios del turismo ya se han terminado"

Joan Mesquida. Secretario de España de Turismo. El Gobierno apuesta por un turista de perfil alto

ANA TUDELA ·19/02/2010 - 08:30h

El secretario de Estado de Turismo cree que 2010 será un año de transición para el sector. - reyes sedano

Si ve a un chino, ve un turista. Si se cruza con un jubilado, ve un turista. Si un extranjero le cuenta que se quiere hacer una operación, pero que en su país es muy cara, Joan Mesquida, secretario de Estado de Turismo, ve frente a él a un posible turista. Le gusta que los chiringuitos sigan ahí después de tanta polémica sobre su posible desaparición y confía en que británicos y alemanes vuelvan a España este año para celebrar su salida de la recesión.

2009 parece un año para no recordar. ¿Cómo ve 2010?

En 2009, han llegado a España 52,2 millones de turistas, un 8,7% menos, y el gasto turístico ha superado los 48.200 millones de euros, un 6,8% menos. Es la caída más pronunciada, pero no el peor año de la historia. Ha sido el quinto mejor por número de turistas y el tercero por gasto. Es complicado hacer previsiones para 2010, pero pensamos que será un año de transición, algo mejor que 2009 por la mejora de las economías de los países que emiten turismo hacia España, como Gran Bretaña, Alemania y Francia. Me preocupa la evolución del paro en estos países, porque la previsión es de cierto repunte y eso siempre reduce turistas y gasto.

¿Prevén que los precios del sector sigan bajando al ritmo de 2009?

No veo mucho margen para mayores rebajas.

¿A qué tipo de turista debe dirigirse España?

No podemos renunciar a los 50 millones de turistas que vienen al país al año. Queremos atraer turismo de un perfil económico alto, pero no podemos cambiar a un modelo de solo cinco millones de turistas. Por otro lado, aunque España es más conocida por el sol y la playa, queda recorrido para promocionar el turismo verde, el cultural, el gastronómico, el náutico, el golf... Tenemos también mucho recorrido de promoción en países emergentes, como China, que dentro de diez años será el mayor emisor de turistas del mundo.

El sector se queja de que España no es competitiva frente a otros países del Mediterráneo, en parte por las elevadas tasas aeroportuarias. ¿Es así?

Desde 2004, los hoteles de cinco estrellas han aumentado un 68%, los de cuatro un 42%, y los de dos, un 11%. Eso es competitividad. Es verdad que en tasas de navegación aérea somos los más caros de Europa, por los costes de navegación, pero el Ministerio de Fomento ha adoptado una decisión pionera al rebajar algunas tasas y congelar todas en 2010. Esta decisión tiene un coste de más de 50 millones de euros que deja de ingresar Aena. El Partido Popular ha propuesto rebajarlas al 50%, pero jamás las bajó y ni siquiera las congeló. Reducirlas a la mitad supondría la quiebra de Aena. Además, el Consejo de Ministros ha aprobado un decreto para situarlas en la media de los cinco grandes proveedores de servicios aéreos de la Unión Europea para 2012, lo que implica una rebaja del 15%.

¿Cómo han funcionado los préstamos del ICO al sector?

En 2009, entre los planes Renove y Future, hemos puesto 1.500 millones de euros a disposición del sector, de los que se ha consumido el 93%. Se ha inducido una inversión de 2.850 millones. Este año hemos puesto otros 400 millones.

El sector de las agencias de viajes es uno de los más tocados, con más de 100 establecimientos cerrando al mes. ¿Cuántos más pueden desaparecer?

Creo que las agencias son consciente del sobredimensionamiento pero, sobre todo, de la irrupción de las nuevas tecnologías, y se están centrando en ofrecer lo que no da Internet: asesoramiento, trato personal...

También hay exceso de oferta inmobiliaria y hotelera en la costa.

Tenemos una oferta adecuada. Hay que hacer planes de rehabilitación integral de zonas maduras, como estamos haciendo las administraciones junto al sector privado en Playa de Palma o San Bartolomé de Tirajana.

¿Ha explotado la burbuja inmobiliaria del turismo?

Burbuja turística no ha habido jamás. Hubo un sobredimensionamiento inmobiliario en alguna zona, ligado al turismo residencial que, en gran medida, ha terminado.

¿Puede afectar la quiebra de Air Comet a la imagen de España?

Como responsable político, no entro a valorar situaciones empresariales aunque obviamente tengo mi opinión. Sin duda no da buena imagen. Hay muchas personas afectadas y se provoca una pérdida de confianza.

Otra aerolínea que cierra en Navidad, como Air Madrid, con miles de billetes vendidos. ¿Cómo se puede evitar esa situación?

En Air Comet y Air Madrid se añade ese punto emocional de las Navidades y de que haya afectado a inmigrantes que han hecho un enorme esfuerzo al comprar los billetes para pasar las fiestas con la familia. Sobre qué se puede hacer, es un tema de Aviación Civil, que ha actuado cuando ha sido necesario para evitar males mayores.

¿Qué ha ocurrido finalmente con la polémica sobre la desaparición de los chiringuitos?

Hasta yo me alarmé cuando se habló de la desaparición. Pero ya se dijo que se iba a ser flexible y esa es la mejor garantía para la supervivencia de la mayor parte de estas instalaciones. El Ministerio de Medio Ambiente ha ido analizando los deslindes y el impacto de la Ley de Costas caso por caso. Los hay que no son sostenibles, pero no son la mayoría.

¿Cómo va el estudio del posible fomento del turismo sanitario?

Hablamos de personas que pueden venir a tratarse u operarse en la sanidad privada, no en la pública. Hemos ofrecido a la Asociación de Clínicas Privadas que colaboren en un estudio financiado para ver si España puede ser competitiva en precios, que se compare por ejemplo cuánto vale operarse de cirugía estética respecto a otros países.

¿Cómo va a afectar el recorte del gasto público a su área?

No lo sé aún. El presupuesto para 2010 para turismo no ha sufrido recortes y espero que la reducción de 50.000 millones de gasto público en cuatro años nos permita desarrollar las políticas que teníamos planeadas.

¿Cómo va el conflicto de los hoteleros con las gestoras de derechos de autor como SGAE?

El sector turístico no se niega a pagar, pero les gustaría que hubiera una ventanilla única y no estar pendiente de que llegue cada vez una sociedad y les reclame algo. Ha habido reuniones entre el Ministerio de Cultura y las gestoras, pero hay que continuar trabajando.

¿Cuáles van a ser las líneas principales en turismo de la presidencia española de la UE?

Estamos promoviendo una figura interdepartamental para velar por el turismo dentro de las decisiones comunitarias. Debería existir un presupuesto de turismo. Y hemos lanzado un proyecto piloto del turismo senior que puede ser el embrión de un turismo fuera de temporada alta con un potencial de cien millones de personas. El Imserso empezó hace 25 años con 17.000 personas. Hoy mueve a 1,2 millones.