Viernes, 19 de Febrero de 2010

"Sólo Garzón es capaz de investigar Guantánamo"

El periodista William Pepper considera que si se llega hasta el final de la causa "sólo podrá llevar a Bush"

PERE RUSIÑOL ·19/02/2010 - 08:00h

Reyes Sedano - El abogado William Pepper, tras ratificar ante el juez Garzón el informe contra los asesores de Bush.

William Pepper, de 72 años, lleva más de cuatro décadas al pie del cañón luchando por los derechos civiles y contra los abusos de los estados. Estuvo en Vietnam como periodista y, en su papel de abogado de la familia de Martin Luther King, sigue tratando de resolver los interrogantes aún abiertos en el asesinato del carismático líder y la eventual participación de las cloacas del Estado en el crimen. Pepper vive a caballo entre Londres y Nueva York es estadounidense, pero también cuenta con pasaporte británico y estuvo hasta el martes en Madrid para ratificar ante Baltasar Garzón el informe pericial que ha aportado a la causa de Guantánamo.

¿Tiene realmente esperanzas en que la causa avance y España juzgue Guantánamo?

Naturalmente. No nos queda otra esperanza: ¿Si no es aquí, dónde será? Y si no es ahora, ¿cuándo?

¿Lo ve posible a pesar de los problemas que tiene el juez Baltasar Garzón?

Lo que le está sucediendo parece imposible. ¿De verdad le quieren sancionar por investigar los crímenes del franquismo? Esto es realmente terrible, increíble. ¿Y todo esto sucede en España? ¡Pero si para nosotros España representa la esperanza de que se juzguen los crímenes gravísimos que llevaron a Guantánamo!

¿Confía en que la causa siga adelante incluso si se apartara a Garzón?

Espero de verdad que eso no suceda. Garzón es un magistrado muy respetado, que ya ha demostrado en el pasado que es capaz de ir hasta el fondo de la cuestión. Ahora mismo, él es la esperanza de las víctimas. Los ojos del mundo se fijan en él. En estos momentos, Garzón es el único que lo puede hacer.

¿Por qué?

Es que lamentablemente no conozco a nadie con tanto coraje que sea juez y esté en disposición de investigar. Y ello pese a que es imprescindible para que no vuelva a ocurrir.

¿No le correspondería a EEUU investigar?

Es que en Estados Unidos nunca se investigará. Tanto Obama como el fiscal general, Eric Holder, ya han dejado claro que ni siquiera se perseguirá a los abogados que escribieron el manual que autorizaba la tortura. O Garzón o nada.

"Es terrible lo que le pasa a Garzón. ¡Él es la esperanza de las víctimas!"

¿Qué legitimidad tiene España para abrir el caso?

Toda. Estamos hablando de los crímenes más graves que existen. Y España ha firmado todos los tratados que le obligan a intervenir, incluida la Convención contra la Tortura. La jurisdicción universal es clara, pero es que además hay ciudadanos españoles que fueron torturados en Guantánamo, como acaban de ratificar. No hay ninguna duda al respecto.

¿Diría lo mismo si EEUU investigara?

Que Garzón puede investigar no hay duda. Pero insisto en que no tiene sentido lo que plantea porque EEUU nunca va a investigar.

¿Por qué es tan tajante? Algunos sectores han planteado crear una Comisión de la Verdad de la era Bush.

Todo esto está olvidadísimo. Nadie lo defiende ya: ni los políticos supuestamente progresistas ni los medios supuestamente progresistas. Y con lo que pasó en Detroit [la detención de un presunto terrorista en un avión], todavía menos. Su prioridad es respaldar a Obama, que en la práctica se ha decidido por apoyar lo que hizo Bush.

¿Le ha decepcionado?

A mí, no, porque nunca creí que iba en serio al respecto. El margen de maniobra es estrecho en el sistema político de EEUU. Está muy condicionado por los intereses del Ejército. Sólo puedes ganar si respetas sus reglas del juego.

¿Hasta dónde debe llevar la investigación de Garzón?

Hasta George W. Bush, sin duda. El responsable último de lo sucedido, incluido el crimen de agresión, que es el más grave en derecho internacional, sólo puede ser el presidente de EEUU. Todo estuvo planificado: la redefinición de tortura, crear penales al margen de la legalidad internacional, las rendiciones extraordinarias, la guerra de Irak... Todos estos elementos forman parte de lo que se llamó "guerra contra el terrorismo" y no pueden separarse el uno del otro.

"Si la causa va adelante, al final sólo puede llevar a Bush"

¿Usted realmente imagina la posibilidad de que Garzón se dirija a EEUU pidiendo que Bush declare?

No en seguida, naturalmente. Pero llegará un momento en que deberá hacerlo. Bush estaba arriba del todo; es el responsable de todo este dispositivo. Ahora el tiempo es sin embargo otro: hay que empezar por abajo. Pero al final se llegará a Bush.

¿Cuál será la reacción de EEUU si la causa avanza?

La ignorará. Como he dicho, Obama quiere proteger a la Administración de Bush y esta es la prioridad de todos los que mandan.

Usted mismo admite las dificultades de la causa, que se multiplicarían hasta el infinito si se hablara de llamar a Bush. Además, están los problemas de Garzón. ¿Cómo puede ser tan optimista?

Es ahora o nunca y hay que apurar todas las posibilidades. Estamos hablando de Baltasar Garzón; ya le he dicho la confianza que le tengo. Si él sobrevive a esta increíble coalición de enemigos que se ha formado, con franquistas incluidos, la causa avanzará. Y si avanza, acabará llevando a Bush, se quiera o no se quiera.