Jueves, 18 de Febrero de 2010

ENTREVISTA - Campa: la construcción ayudará al repunte del PIB

Reuters ·18/02/2010 - 09:19h

Por Jason Webb

Un rebote en la industria de la construcción ayudará a España a lograr sus previsiones de crecimiento, que son vitales para implementar su plan de austeridad de 50.000 millones de euros, pero que han sido acogidas con un extendido escepticismo, según el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa.

En una entrevista realizada el miércoles, Campa dijo a Reuters Insider que el muy afectado sector de la construcción rebotaría, aunque no hasta los niveles de la época del 'boom', y que contribuiría al crecimiento de otros sectores para cerrar la brecha de producción de una economía que se contrajo un 3,6 por ciento el año pasado.

La construcción de viviendas cayó a poco más de 100.000 el año pasado, cerca de una séptima parte de los niveles de 2007, el último año del 'boom', dijo Campa, que prepara un 'road show' en Nueva York el jueves ante inversores sobre futuras emisiones de bonos.

"Hay un fuerte ajuste en el sector de la construcción tras el exceso registrado frente a lo pensamos que es la demanda general a largo plazo de pisos en España, que está más entre las 300.000 y 350.000 viviendas anuales", dijo.

Pero la construcción no volverá a su peso de antes, cuando representaba más del 15 por ciento del PIB, agregó.

Campa dijo que esperaba que los recursos se trasladaran del sector de la construcción fundamentalmente a la industria y al sector de servicios, especialmente el turismo.

El plan de austeridad se basa en una previsión de crecimiento del 3 por ciento en 2012, lo que ha provocado la sorpresa de algunos economistas, que afirman que la pobre competitividad del país y el elevado endeudamiento del sector privado tras la gran burbuja inmobiliaria condenarían a España a varios años de tasas de crecimiento muy reducidas.

Los expertos también dudan de si los recortes de gasto incluidos en el plan de austeridad serían suficientes para alcanzar el objetivo de España de recortar el déficit público al 3 por ciento del PIB en 2013 desde el 11,4 por ciento del año pasado.

Los mercados de deuda, que impulsaron los diferenciales del bono español a 10 años frente al de referencia alemán por encima de los 100 puntos básicos durante las jornadas de pánico por la deuda griega, están examinando cuidadosamente la capacidad de España de llevar a cabo los recortes.

Pero la prima de riesgo ha bajado a 80 puntos básicos y España no tuvo ningún problema en colocar el miércoles un bono a 15 años al superar la demanda los 12.000 millones de euros.

Campa dijo que confiaba en que el mercado continuara tratando favorablemente a la deuda española.

"Siempre que la economía muestre una ligera recuperación y siempre que estemos implementando esas medidas (de austeridad) ... todo eso fomentará la credibilidad", agregó.

España era la última economía de Europa Occidental que continuaba en recesión en el último trimestre de 2009, según mostraron datos el miércoles, aunque había signos de mejoras en la demanda doméstica y en las exportaciones.

La economía española debe mostrar ahora que puede seguir recuperándose pese a la retirada de los estímulos fiscales anticrisis y el posible endurecimiento de la política monetaria del Banco Central Europeo en la segunda mitad del año.

Campa declaró que el sector privado debería ser pronto lo suficientemente fuerte para volver a la senda de crecimiento.

"Esperamos que el sector privado de la economía recupere parte de su actividad y podamos comenzar a retirar parte de los estímulos del sector público", agregó.

El secretario de Estado añadió que España también se estaba beneficiando de su pertenencia a la zona euro, aunque algunos economistas como el premio Nobel Paul Krugman advirtieron que han privado a España de la posibilidad de devaluar su moneda.

"Nos estamos beneficiando de tipos de interés cercanos a cero mientras que en la anterior crisis, en los años 92 o 93, teníamos tipos de interés de dos dígitos", explicó.