Jueves, 18 de Febrero de 2010

CiU pide pasar "de las palabras a los hechos"

Duran concreta su propuesta de pacto de Estado anticrisis

MIGUEL ÁNGEL MARFULL ·18/02/2010 - 00:30h

El portavoz de CiU, Duran i Lleida, ayer, en el Congreso. Marta jara

El portavoz parlamentario de CiU cuajó su intervención de propuestas para sostener su iniciativa de forjar un pacto de Estado contra la crisis. Josep Antoni Duran i Lleida reiteró la urgencia de este compromiso en un contexto en el que, a su juicio, "hay crisis para rato" en un país que "está desorientado".

Duran agradeció a Rodríguez Zapatero que avanzara en la dirección del consenso que postula su partido, pero le exigió algo más que buenas intenciones: "Ha abierto una nueva perspectiva; me alegro, pero tenemos todos el compromiso de pasar de las palabras a los hechos, y usted el primero".

El portavoz catalán dice que "hay crisis para rato" en un país "desorientado"

El responsable del Grupo Catalán concretó su propuesta de pacto en cuatro grandes ámbitos: empleo, financiación de la actividad, competitividad y austeridad y racionalización del sector público.

Uno a uno, Duran sintetizó una suerte de programa económico como base para la discusión entre las fuerzas políticas llamadas a intentar un acuerdo. Todos estos puntos de partida figuran en las distintas iniciativas promovidas por CiU desde el comienzo de la legislatura. Entrelazadas, constituyen el documento marco alrededor del que la federación catalana propone trabajar a los partidos.

La prioridad del empleo

Duran advierte al PSOE de que su partido "no quiere ser muleta de nadie"

La creación de empleo agrupa el primer capítulo de propuestas. Una docena de iniciativas encabezadas por la petición de reducir temporalmente las cotizaciones a la Seguridad Social y el rechazo a cualquier incremento de la presión fiscal como el previsto en el IVA a partir del mes de julio completan este apartado.

Otro catálogo de medidas fija la postura de CiU ante una reforma laboral sobre la que Duran pidió "ambición" a los interlocutores sociales para buscar el consenso y lanzó una petición a Zapatero si el acuerdo no llega: "Haga de Gobierno y tome las medidas necesarias; es usted Gobierno, no los patrones o los sindicatos".

Procurar solvencia al sistema financiero y liquidez a la actividad productiva y a las familias, luchar contra la morosidad, no aumentar impuestos y apoyar el plan de austeridad previsto por el Gobierno son los ejes fundamentales del temario defendido por CiU.

"No basta abordar la crisis con el discurso de que nadie va a perder sus derechos sociales; eso es pan para hoy y hambre para mañana", advirtió al Gobierno para cerrar su intervención. En un segundo aviso englobó a todos los grupos: "Es la hora de pensar más en las futuras generaciones que en las futuras elecciones".

En un tono sin acritud que agradeció el presidente Zapatero en su réplica, Duran se desmarcó de cualquier tentación socialista de convertir su propuesta de pacto en un sostén parlamentario: "CiU no quiere ser muleta de nadie, sino palanca para el progreso de España".