Miércoles, 17 de Febrero de 2010

El United desconfía del AC Milan tras conceder el último gol

Reuters ·17/02/2010 - 14:22h

El Manchester United sintió decepción por haber recibido un gol en los últimos minutos de su importante triunfo por 3-2 el martes sobre el AC Milan en Italia, en el partido de la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, dijo el delantero inglés Wayne Rooney, autor de dos de los tantos.

El United, que busca alcanzar su tercera final consecutiva en el certamen continental, empezó perdiendo en su visita al estadio San Siro, pero un gol con fortuna de Paul Scholes le permitió nivelar el marcador.

El doblete de goles de Rooney en la segunda mitad silenció al público local, aunque una excelente anotación de tacón del holandés Clarence Seedorf revivió las flacas esperanzas del AC Milan de poder dar vuelta la serie dentro de tres semanas en Old Trafford.

"Había mucho silencio en el vestuario porque el 3-1 habría sido muy difícil (para el AC Milan) de remontar; de esta manera, todavía hay una posibilidad", dijo Rooney a periodistas tras el duelo del martes.

"Estábamos decepcionados de que nos hubieran marcado un gol hacia el final del partido, pero después de todo sigue siendo un gran resultado", agregó.

El United pudo haber encajado más goles en el primer tiempo, después del primer gol marcado por el brasileño Ronaldinho, pero con ajustes tácticos el campeón inglés gradualmente fue tomando el control del partido.

"Mostramos mucho respeto por ellos en la primera mitad y nos quedamos demasiado atrás, no llevamos el juego hacia ellos ni presionamos lo suficiente, y eso fue lo más decepcionante", admitió Rooney.

"No comenzamos demasiado bien, pero volvimos al partido y en el segundo tiempo los controlamos, por eso merecimos el triunfo. Estamos orgullosos de ser el primer equipo del United que gana (en Milán) y estoy muy contento de haber anotado dos goles", agregó.

El doblete le permitió al delantero inglés alcanzar los 25 goles en todas las competiciones en lo que va de la temporada, y cuando se le preguntó si podía ganar el premio FIFA al Mejor Jugador del Año, Rooney se mostró poco preocupado por eso.

"Sería bonito, pero no quiero ser egoísta y quiero ayudar al equipo primero. Si el premio llega con eso, estaré encantado", señaló el también jugador de la selección de Inglaterra.

El United, que además está buscando lograr un récord de cuatro títulos consecutivos en la Liga Premier, se encuentra a un punto del líder Chelsea en el torneo inglés.

Además, jugará la final de la Copa de la Liga frente al Aston Villa el 28 de febrero.