Miércoles, 17 de Febrero de 2010

Abandonados a su suerte

·17/02/2010 - 11:30h

'Ghostown' es un proyecto fotográfico de Laurence Bonvin centrado en algunos de los nuevos barrios de Madrid y alrededores. Territorios que la crisis financiera ha convertido en auténticos pueblos fantasma. En la foto, la carretera R-4 en Seseña, Toledo. LAURENCE BOVIN


La serie recoge el estado en el que se encuentran lugares como Seseña o Valdeluz, tras la crisis financiera que ha afectado severamente a España a finales de 2008, desencadenando el colapso del sector inmobiliario. En la foto, la localidad de Rivas Vaciamadrid. LAURENCE BONVIN


Un proyecto urbanístico a medio edificar en el madrileño barrio de Vallecas. LAURENCE BONVIN


Otro paisaje abandonado por la crisis inmobiliaria, esta vez en Arroyomolinos. LAURENCE BONVIN


Otros lugares, además, han sido dejados vacíos debido a la especulación, como ocurre en el caso de Seseña, donde la mayor parte de los propietarios nunca tuvo intención de vivir en esta zona remota y ahora se han encontrado con la imposibilidad de vender sus pisos. En la foto, el Residencial Francisco Hernando, Seseña, Toledo. LAURENCE BONVIN


Las construcciones en curso fueron radicalmente suspendidas, como ocurrió en Valdeluz, en Guadalajara, una ciudad inacabada diseñada para 30.000 personas donde apenas viven unas 400. LAURENCE BONVIN


Valdeluz, en Guadalajara, combina construcciones con paisajes derérticos. LAURENCE BONVIN.


'Ghostown' es un viaje a través de un extraño vacío y el melancólico estado sin vida en que han quedado estas áreas de construcción siempre en desarrollo. La fotografía muestra un edificio sin acabar en Valdeluz, Guadalajara. LAURENCE BONVIN


'Ghostown' será expuesto a los largo de MADRID ABIERTO 2010 de manera gratuita en diferentes formatos. La foto muestra una imagen del municipio de Las Rozas, en el noroeste madrileño. LAURENCE BONVIN


Rivas Vaciadmadrid, afectado también por el parón de la construcción. LAURENCE BONVIN


La Cañada Real, en Pinto, muestra un paisaje completamente abandonado. LAURENCE BONVIN