Miércoles, 17 de Febrero de 2010

Zapatero planteará a Rajoy cinco "pactos básicos"

El primer gran debate económico del año en el Congreso se presenta como un pulso de credibilidad

G. LÓPEZ ALBA ·17/02/2010 - 06:00h

El presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, en su escaño del Congreso. edu parra

"Acuerdos básicos". Este es el nuevo nomenclátor acuñado por los socialistas para soslayar el manoseado e inviable pacto de Estado contra la crisis. Y cinco grandes "acuerdos básicos" serán los que, según fuentes gubernamentales y socialistas, José Luis Rodríguez Zapatero planteará este miércoles a la oposición y, singularmente, a Mariano Rajoy como líder de su grupo mayoritario, en un nuevo debate parlamentario en torno a la situación económica.

El plan de austeridad para reducir el déficit público al 3% en 2013, el proyecto de Ley de Economía Sostenible para impulsar un nuevo modelo productivo, el sistema educativo, la reforma del mercado de trabajo y la ampliación de la edad de jubilación para garantizar la sostenibilidad de la Seguridad Social constituyen, a juicio del Gobierno, un campo de juego suficientemente amplio y denso para que el PP "demuestre de una vez si realmente tiene voluntad de arrimar el hombro". ¿O es que alguien puede decir que esas políticas no son de Estado?", apostillan fuentes gubernamentales.

Cocerse en la crisis

Lo que creen los socialistas es que toda la estrategia de Rajoy se sustenta en dejar "que el Gobierno se cueza en la crisis". Por ello, a falta de un horizonte plausible de entendimiento, Zapatero buscará dejar en evidencia esta actitud que atribuye al PP en el primer debate económico del año que se celebra en el Pleno del Congreso.

El presidente insistirá en que se está en "la antesala de la recuperación"

En medios gubernamentales se recuerda que, de hecho, la comparecencia del presidente se acordó para hacer frente a la que Mariano Rajoy exigió en plena semana negra, cuando la economía española fue puesta en entredicho internacionalmente.

"España no es Grecia"

Para fijar a Rajoy en el negativo de la foto, el presidente recordará el clima de histeria generado durante algo más de una semana en torno al síndrome griego. "Todo lo que el PP utilizó para, de forma irresponsable, debilitar al Gobierno contribuyendo a poner en entredicho la credibilidad internacional de España, se ha visto desmentido después por la reacción de la bolsa, de las agencias de calificación de riesgos y de los mercados", señalan fuentes gubernamentales, que consideran probado a ojos de todo el mundo que España "no es Grecia".

Recordará la actitud del PP cuando el mercado cuestionó a España

El presidente del Gobierno reconocerá que la situación económica sigue siendo "difícil", pero insistirá en que España está ya "en la antesala de la recuperación", con el recuerdo de que los datos del último trimestre de 2009 dejaron el PIB a sólo una décima de recuperar el listón del crecimiento. Y reivindicará como un mérito colectivo haber realizado la parte más dura de la travesía preservando la paz social.

En este marco, se reafirmará en que los acuerdos entre sindicatos y empresarios son una palanca para la recuperación económica y también que el mantenimiento del gasto dedicado a las prestaciones sociales, y especialmente las ayudas a los parados y las pensiones, constituyen líneas rojas para su Gobierno, junto con el mantenimiento de la inversión en educación e I+D+i.

Con la referencia del proyecto de Ley de Economía Sostenible, cuya aprobación por el Consejo de Ministros está previsto que se produzca "en breve", Zapatero volverá a exponer su hoja de ruta para afrontar la reformas que el Gobierno considera necesario abordar para impulsar el cambio del ladrillo por el conocimiento como soporte del crecimiento.

La batalla de la confianza

La oposición no aprecia voluntad real de llegar a un acuerdo general

Fuentes gubernamentales indicaron ayer que el presidente está "muy firme" en la defensa de sus planteamientos, por lo que restaban impacto a la posibilidad de que Mariano Rajoy le sorprenda esbozando un programa alternativo.

"Rajoy lo tiene realmente difícil. Ni siquiera Ángela Merkel se ha atrevido a bajar los impuestos en Alemania y en Francia, Sarkozy está planteando prolongar también la edad de jubilación -allí está fijada en 60 años-. Las políticas del Gobierno son las que se están aplicando en toda la Unión Europea", indicaron las fuentes consultadas. Y el portavoz parlamentario del PSOE, José Antonio Alonso, ironizó con la exigencia del PP de que el Gobierno dé un giro de 180 grados a su política: "Vamos a ver qué entiende el PP por un giro de 180 grados. Cuando el PP se pone a girar, gira hasta 360 grados y se queda en el mismo sitio que estaba".

Así pues, la batalla que este miércoles librarán en el Pleno del Congreso el presidente del Gobierno y el líder de la oposición será, en gran medida, por granjearse la confianza y el crédito de los ciudadanos. "El Gobierno está haciendo un esfuerzo muy importante en la lucha contra la crisis desde que empezó y va a seguir dejándose la piel. Nosotros encaramos el debate de buena fe y esperamos que los demás grupos estén a la altura de las circunstancias, de los problemas de los españoles de carne y hueso", adelantó ayer José Antonio Alonso.

Críticas a izquierda y derecha

El PSOE rechaza las exigencias de giro a derecha e izquierda

Pero la buena fe que Alonso reivindica para el Gobierno no le es reconocida por la oposición, ni a derecha ni a izquierda. Si el PP ha condicionado en los últimos días la posibilidad de acuerdo a que el Ejecutivo gire hacia sus posiciones, otro tanto reclaman los grupos minoritarios de la izquierda.

Joan Herrera, en nombre de IU-ICV, sostuvo que la composición del Congreso de los Diputados permite articular una mayoría progresista para dar "una salida solidaria y ecologista" a la crisis, pero opina que el camino que sigue el Gobierno va en dirección contraria. Algo similar apuntó Joan Ridao, de ERC, quien expresó su sospecha de que el Gobierno únicamente busca socorro para mantener "ese malvivir constante de la geometría variable".

Zapatero se resiste a girar, ni a izquierda ni a derecha. Hasta la fecha, aquel malvivir ha demostrado tener la fortaleza típica de la mala salud de hierro y, si aguanta hasta que se produzca la recuperación económica, el Gobierno podrá reivindicar la paternidad política de la salida de la crisis desde la posición del centro del arco parlamentario.

Materias y escenarios de negociación

1. Plan de austeridad

La reducción de 50.000 millones en el gasto público, con el objetivo de volver en 2013 a un déficit máximo en relación con el PIB del 3%, requiere el compromiso activo de las comunidades autónomas y los Ayuntamientos, administraciones gobernadas en muchos casos por el PP. 

2. Nuevo modelo productivo 

La Ley de Economía Sostenible, que el Consejo de Ministros tiene previsto remitir en breve al Congreso, es el instrumento adoptado por el Gobierno para impulsar el cambio del modelo productivo. Uno de sus elementos capitales es la inversión en I+D+i. 

3. Modelo educativo 

El pacto para dar estabilidad al modelo de educación se considera, además de importante en sí mismo, una palanca fundamental para el cambio del modelo productivo español. 

4. Reforma laboral 

El Gobierno plantea reducir la temporalidad y abordar la reducción de jornada, pero quiere que el acuerdo sobre el mercado laboral lo adopten empresarios y sindicatos, con el refrendo posterior de los partidos. 

5. Edad de jubilación 

La propuesta de ampliar a 67 la años la edad obligatoria de jubilación se negociará en el marco del Pacto de Toledo.  

Noticias Relacionadas