Miércoles, 17 de Febrero de 2010

La ley para sustituir controladores estará lista antes del verano

Aena limita a seis aeropuertos, en vez de 12, el uso de técnicos de bajo coste

SUSANA R. ARENES ·17/02/2010 - 08:00h

Juan Ignacio Lema. SUSANA R. ARENES

Los controladores no sólo verán reducidos sus sueldos de 350.000 a 200.000 euros al año por ley sino que, además, serán sustituidos en varios aeropuertos pequeños por otros técnicos que cobrarán mucho menos en este mismo año. El Ministerio de Fomento está cocinando el decreto para regular a los nuevos técnicos del sistema Afis (sistema de información de vuelo de aeródromos) y lo tendrá listo antes del verano.

Así lo confirmaron fuentes de Aena, la empresa pública de aeropuertos que, antes de dos meses, hará un informe sobre seguridad para decidir qué aeródromos estarán vigilados por estos técnicos.

A falta del informe definitivo, Aena ya ha limitado el estudio a seis aeropuertos en vez de a los 12 posibles que se anunciaron el mes pasado. Serán los aeródromos de La Gomera, El Hierro, Logroño, Burgos, Huesca y Córdoba. "Entre seis y nueve aeropuertos podrán tener sistema Afis", dijo ayer el presidente de Aena, Juan Ignacio Lema, en un encuentro organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (Apie).

Los otros tres a los que se refiere no son de la red de Aena sino los privados de Ciudad Real, el que se construye en Castellón y el de Lleida, de la Generalitat catalana, que escogerán previsiblemente el sistema Afis porque los controladores les cuestan más de 1,8 millones de euros al año.

Con los técnicos de bajo coste, los aeropuertos de Aena "tendrán el mismo nivel de seguridad y si este se viera degradado de alguna forma, no instalaríamos el sistema Afis", insistió Lema. Sólo se puede implantar en aeródromos que no tengan operaciones simultáneas, con lo que no hay que separar el tráfico entre aviones.

Semana Santa tranquila

Sobre los posibles movimientos de los controladores, en protesta por el decreto ley aprobado el pasado día 5 que les baja el sueldo y les quita el poder de organizar el trabajo, Lema confió en la profesionalidad del colectivo para no hacer en Semana Santa huelgas de celo, ya que es ilegal y serían despedidos por ello. Cree, además, que recurrirán el decreto en los tribunales. La próxima semana se retoma la negociación del convenio colectivo.