Martes, 16 de Febrero de 2010

Irán responde a EEUU: tiene una política equivocada en la región

Reuters ·16/02/2010 - 12:40h

Irán devolvió el martes el golpe a Estados Unidos por decir que el Estado islámico estaba avanzando hacia una dictadura militar, acusando a Washington de seguir políticas equivocadas en Oriente Próximo.

"Ellos mismos están involucrados en una especie de dictadura militar y prácticamente han ignorado las realidades y las creencias en la región", dijo el ministro de Asuntos Exteriores, Manuchehr Motaki, según la agencia de noticias ISNA.

"Estados Unidos tiene una actitud equivocada hacia los temas en Oriente Próximo y es la continuación de sus políticas erróneas pasadas", agregó.

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, dijo el lunes que su país creía que los Guardias Revolucionarios estaban llevando a Irán a una dictadura militar y que deberían ser considerados en cualquier nueva sanción de Naciones Unidas.

"Lo lamentamos por la señora Clinton (...) por tratar de desviar la atención pública en la región hacia cuestiones irreales y falsas", dijo Motaki.

En declaraciones realizadas en Qatar antes de volar a Riad, Clinton negó que Estados Unidos planeara atacar a Irán y dijo que Washington quería dialogar con Teherán pero que no "se cruzará de brazos" mientras Irán busca un supuesto programa de armas nucleares.

Clinton dijo que Washington esperaba presionar a Irán a través de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que apunte a los Guardias Revolucionarios, a quienes acusa de usurpar el Gobierno.

"Creemos que el Gobierno de Irán, el líder supremo, el presidente, el Parlamento están siendo suplantados y que Irán avanza hacia una dictadura militar", dijo a estudiantes en una sesión emitida por televisión.

Estados Unidos está liderando una campaña para que el Consejo de Seguridad de la ONU imponga una cuarta ronda de sanciones contra Irán, que sostiene que su programa nuclear sólo busca generar electricidad para poder exportar más petróleo y gas.

CUESTIÓN NUCLEAR

Motaki dijo hoy, tras una reunión con su homólogo turco, que Irán consideraría nuevas ideas en el propuesto intercambio de combustible nuclear con las grandes potencias.

No obstante, no había señales por el momento de que la visita del ministro de Exteriores turco, Ahmet Davutoglu, hubiese desatascado la disputa que mantiene Irán con Occidente desde hace mucho tiempo por su programa nuclear.

Davutoglu, que llegó el lunes por la noche para intentar salvar un acuerdo de intercambio de uranio impulsado por Naciones Unidas en medio de crecientes peticiones de nuevas sanciones contra Irán, tenía previsto reunirse con el presidente Mahmud Ahmadineyad a lo largo día.

Turquía, que ha intensificado sus relaciones con Irán desde que llegó al poder el partido con raíces islamistas AK, se ha ofrecido a utilizar su influencia con las autoridades iraníes para resolver una disputa entre las principales potencias y el gobierno de Teherán.