Martes, 16 de Febrero de 2010

Una plaga descontrolada

El aumento del volumen de la carga de trabajo tras caer en la Copa podría explicar tantas bajas

RUT VILAR ·16/02/2010 - 00:30h

Xavi hace un gesto durante el partido del pasado domingo en el Calderón, donde cayó lesionado. navarrete

Guardiola ha visto cómo en la última semana los jugadores se le rompían de dos en dos. Alves y Touré, en el partido ante el Getafe; Chygrynskiy y Abidal, en el entrenamiento de Reus, y el domingo, en el Calderón, Keita y Xavi. Seis lesiones musculares en ocho días, 19 en total en lo que va de temporada y 15 de ellas roturas. El doble que el año pasado a estas alturas del campeonato.

El último en caer ha sido Xavi, que de un tiempo a esta parte parecía irrompible. El centrocampista sufre una lesión muscular en los isquiotibiales de la pierna derecha. Recién comenzado el partido ante el Atlético el domingo, notó un pinchazo en el muslo. "Y ya no pude esprintar en todo el partido", reconoció. Aun así, el volante aguantó sobre el césped hasta bien entrada la segunda parte. "En el descanso, nos avisó y quise evitarle los últimos minutos, cuando el músculo está más fatigado, para que no se rompiera", argumentó Guardiola. Demasiado tarde.

Seis en ocho días y 19 en total son el doble de lesiones que hace un año

El 6 del Barça se perderá, como mínimo, los dos próximos partidos de Liga (Racing y Málaga) y la ida de los octavos de la Champions ante el Stuttgart. Así las cosas, durante 15 días Guardiola no podrá alinear a uno de sus referentes en la medular. Hasta ahora, Xavi lo ha jugado todo en Liga -sólo fue suplente ante el Mallorca- y en Europa, además de tres encuentros de Copa, los dos del Mundial de Clubes, la final de la Supercopa de España (dos partidos) y también de la de Europa (120 minutos).

"Quiere jugar siempre. Dice que así se siente mejor, que cuando para, luego no se nota fino", defiende Guardiola. Los doctores hacía meses que sufrían por sus aductores, pero finalmente Xavi se rompió por los isquiotibiales.

"Los jugadores pagan ahora una temporada y media demoledora", justifican los especialistas del vestuario azulgrana consultados por este diario. "Es imposible determinar un único factor para explicar tantas bajas por lesión muscular. Incluso el que más se cuida [Keita] se nos rompe en el minuto 5", abundan. Y sentencian: "Esto es fútbol". Aun así, lo cierto es que la preocupación es evidente entre los doctores y preparadores físicos del primer equipo. "Pasamos por un momento de gran presión", reconocen.

"Es imposible determinar un único factor", explican los médicos del Barça

"Cada lesión se debe de mirar de manera individual y desde un punto de vista multifactorial", insisten. La de Alves la achacan a la imprudencia del propio futbolista, que quiso jugar sin estar al cien por cien. La de Abidal, a un resbalón fortuito en Reus. Las de Touré y Keita, a su participación en la Copa de África... Además, la Omega Wave, una máquina que calibra el estrés mental y físico de los deportistas para orientar luego la carga de trabajo, no había advertido a los galenos de ningún riesgo en la mayoría de estos casos.

Curiosamente, las últimas seis lesiones musculares se ha producido justo cuando el equipo goza de más días de reposo por la eliminación de la Copa. "Sin competición miércoles y domingo, quizá ha habido una bajada de tensión", admitió Guardiola el domingo. "Pero no hemos cambiado nada respecto a los hábitos de trabajo. Tras las últimas lesiones, incluso estábamos más encima todavía", insistió.

El técnico no cree que el cambio de fisiólogo ahora asiste al equipo el doctor Segura, mientras que el año pasado lo hacía el doctor Gorostiaga sea trascendente. Todo apunta a que, además de otros factores, precisamente el aumento del volumen de la carga de trabajo tras la eliminación copera podría estar pasando factura a los jugadores del Barça, pues los preparadores físicos, de acuerdo con el cuerpo técnico, han intensificado el trabajo de fuerza y velocidad en los últimos días.