Martes, 16 de Febrero de 2010

"Todo el mundo me odia. Y si voy a la gala, me van a odiar más"

Nadie sabía que Almodóvar iba a venir, ni la realizadora de TVE ni Rosa María Sardá

S. B. ·16/02/2010 - 00:30h

Nadie sabía que iba a venir, ni la realizadora de TVE ni Rosa María Sardá, una de las presentadoras de la gala de los Goya. La aparición por sorpresa de Pedro Almodóvar fue gestionada hasta el último segundo y los últimos detalles por Álex de la Iglesia. El presidente de la Academia de Cine reservó a Almodóvar una habitación con nombres falsos de los dos protagonistas de Con la muerte en los talones Roger O. Thornill y George Kaplan en un hotel a escasos metros del Palacio Municipal de Congresos.

No fue, sin embargo, fácil convencer al cineasta manchego. Cuando se lo preguntó Álex de la Iglesia, Almodóvar contestó: "Todo el mundo me odia. Y si voy, me van a odiar más". El director de El día de la bestia no aceptó ninguna argumentación con tono de víctima. "El odio ya lo tienes, ahora sólo puedes ganarte el amor", lanzó a Almodóvar.

Tras meses de labor intentado convencerle, De la Iglesia supo con seguridad que el cineasta manchego iba a acudir a la gala a las dos de la madrugada del día anterior. Por si acaso, Sardá tenía preparado un número. Tenía que ser una sorpresa para todo el mundo, incluso para la ministra de Cultura.