Lunes, 15 de Febrero de 2010

Muere un supuesto comandante local de Al Qaeda en Irak en una operación policial

EFE ·15/02/2010 - 11:55h

EFE - Un policía iraquí usa un dispositivo para detectar artefactos explosivos, en un puesto de control en Bagdad (Irak), el 23 de enero. EFE/Archivo

Un supuesto comandante local de Al Qaeda murió hoy por disparos de la policía en Mosul, en el norte de Irak durante el asalto a un escondite de esta red terrorista, informaron hoy fuentes de la policía.

Bashar Abdelhakim Mohamed pereció cuando las fuerzas policiales irrumpieron en su escondite en Hai Al Qods, en el barrio multiétnico de Talafar, al oeste de Mosul y a 400 kilómetros al norte de Bagdad.

Uno de sus ayudantes, conocido solo con el nombre de Abdelaziz, fue arrestado en el asalto.

Según las fuentes, la redada fue lanzada contra una guarida de la red dirigida por Osama Bin Laden después de recibir una información de la inteligencia que aseguraba que varias personas estaban planificando una serie de ataques terroristas.

Por otro lado, varias explosiones afectaron a tres viviendas de agentes de la policía y de un clérigo en Kabisa, a 65 kilómetros al oeste de Ramasi, capital de la provincia suní de Al Abar y considerado un bastión de los insurgentes suníes.

En los atentados murió una persona y otras cinco resultaron heridas, entre ellas dos policías y una menor de cuatro años de edad, mientras que las casas fueron gravemente dañadas, precisaron las fuentes.

Otro artefacto estalló en Bagdad en la sede de la Coalición Nacional Libre, una de las formaciones políticas opositoras que participará en las elecciones parlamentarias del próximo 7 de marzo.

Como consecuencia de este atentando, que se produjo en el barrio de Al Qahira, en el norte de la capital iraquí, un guardia resultó herido de gravedad y la sede de la coalición sufrió severos daños materiales.