Domingo, 14 de Febrero de 2010

Las historias sobre "violencia y sentimiento de culpa" interesan a Scorsese

EFE ·14/02/2010 - 14:01h

EFE - El director estadounidense Martin Scorsese (frente) y el actor Leonardo Di Caprio (atrás) hablan ayer con periodistas de su película "Shutter Island" en la 60 edición del Festival Internacional de Cine de Berlin, Alemania.

El cineasta estadounidense Martin Scorsese aseguró hoy que le interesan las historias que abordan cuestiones como la "violencia y el sentimiento de culpa" y que "exploran la psique humana", unos elementos primordiales en la trama de su último trabajo, "Shutter Island".

"Quería contar un historia con el impacto emocional de ésta y poder revestirla al mismo tiempo del estilo del cine negro y del thriller", explicó, en un encuentro con un reducido grupo de periodistas, entre ellos Efe.

"Shutter Island", que se estrenó ayer en la sección oficial de la Berlinale, fuera de concurso, narra el periplo de un policía, al que da vida Leonardo DiCaprio, que investiga la misteriosa desaparición de una paciente de un centro psiquiátrico.

Scorsese elogió la interpretación de su protagonista, con quien ya colaboró en películas como "The Aviator", "Gangs of New York" y "The Departed", de quien dijo que le ha dado "una nueva inspiración" para rodar películas.

"Leo (DiCaprio) tiene una vida que es como es. Muy complicada. Pero eso le enriquece como actor", afirmó el realizador quien también destacó la "habilidad, la curiosidad y la valentía" con que el actor se enfrenta a cada nuevo trabajo.

Scorsese, autor de clásicos cinematográficos como "The Goodfellas", "Taxi Driver" y "Casino" aseguró además que su amor por el cine es producto del asma severo que sufre desde niño.

"No había demasiadas cosas que mis padres pudieran hacer conmigo. Y llevarme al cine era una de ellas. De la conexión emocional que sentía con mis padres en la sala de cine nació mi amor por las películas. Además a través de ellas conseguía experimentar cosas que en la vida real no podía hacer, como montar a caballo", relató

Años después, ya como cineasta, decidió "recrear esas fantasías" y llevar a la gran pantalla "historias que en principio no debían estar ahí".

Scorsese, de 67 años, comentó que entre las películas que le inspiraron para el rodaje de "Shuttle Island" figuran filmes de Alfred Hitchcock y del realizador franco-polaco Roman Polanski, bajo arresto domiciliario en su chalet de Suiza, por una causa abierta en los años setenta en EEUU por un caso de abusos sexuales a una menor.

Pese que a fue uno de los primeros directores en abogar por la liberación de Polanski, Scorsese prefirió no opinar sobre la ausencia del cineasta en Berlín, donde el viernes se presentó su último trabajo "The Ghost Writer", y centrarse en la promoción de su propia película.

"Podría hablar de ese tema durante horas, pero tenemos poco tiempo, prefiero centrarme en 'Shutter Island'", sostuvo.

La trama de la película, que incluye un pavoroso huracán que aisla a los personajes en el centro psiquiátrico, complicó el rodaje de la cinta, según el director.

"No me gusta rodar con lluvia, ni en el agua ni con nieve. Estoy muy mimado. Prefiero las escenas de interior. Pero la historia lo exigía", explicó el locuaz cineasta.

Scorsese abogó también por la dignidad de los enfermos mentales y se remitió a un cartel expuesto en el cementerio de su psiquiátrico ficticio pero extraído de un ejemplo real, y que reza "Recordad a aquellos que hemos vivido, hemos amado y nos hemos reído".

Como co-fundador, junto a otros directores, del World Cinema Foundation (WCF) destinado a recuperar y divulgar el patrimonio cinematográfico mundial, Scorsese destacó que están trabajando en la restauración de un filme del brasileño Walter Salles y añadió que tienen en el punto de mira producciones de Chile, México y Argentina.