Domingo, 14 de Febrero de 2010

EA asegura que les consta que "esta vez" la izquierda abertzale "no tiene en cuenta a ETA"

EFE ·14/02/2010 - 13:48h

EFE - El secretario general de EA, Pello Urizar. EFE/Archivo

El secretario general de Eusko Alkartasuna, Pello Urizar, asegura que "esta vez" la izquierda abertzale "no tiene en cuenta a ETA" a la hora de definir su estrategia, lo que constituye "la gran diferencia" del momento actual respecto a procesos anteriores que fracasaron.

Urizar ha explicado, en una entrevista concedida a Efe, que su partido aguarda expectante el resultado del debate interno de la izquierda abertzale para decidir a continuación si es posible abordar un trabajo común y configurar un espacio nacionalista "amplio".

El dirigente de EA admite que en su partido existe "desconfianza" respecto a la izquierda abertzale, por lo que han trasladado a sus dirigentes que para compartir un proyecto deberán apostar de manera "clara y nítida" por la vía de la democracia exclusivamente.

Urizar reconoce que la izquierda abertzale ya intentó formulaciones de este tipo en el pasado, como la que empleó para formalizar un pacto de legislatura con su partido y con el PNV en 1999, pero observa una "gran diferencia" en el momento actual.

"Nos consta que ahora es diferente, que esta vez la izquierda abertzale no tiene en cuenta a ETA. ETA ya no es el garante de la estrategia, ni es el juez, la decisión de tirar para adelante la han decidido ellos solos, independientemente de lo que ETA diga", sostiene el secretario general de EA.

Urizar cree que ese camino independiente de la izquierda abertzale no puede ser compatible con la violencia de ETA y, en el caso de que esta persista, los dirigentes abertzales deberán "dejar claro que esa no es su vía y que además la rechazan".

No será suficiente, ha aclarado, que digan que "lo de ETA no es cosa suya", porque EA necesitará pronunciamientos claros para poder trabajar conjuntamente en un espacio soberanista: "En la Ejecutiva Nacional de EA sabemos que si damos un paso con un punto de ambigüedad en ese sentido, el partido no nos seguirá".

EA espera que la antigua Batasuna pueda ser realmente independiente de ETA, a diferencia de otros diagnósticos como el del consejero de Interior, Rodolfo Ares, quien se reunió con Urizar para advertirle de que "la dirección de la izquierda abertzale no tiene capacidad de atraer a ETA al campo político" ni de desmarcarse de ella.

"Nuestra afiliación sabe que ésta es una apuesta de riesgo y claro que hay miedos y desconfianzas, algunas políticas y otras personales", reconoce el dirigente nacionalista, quien opina que "requerirá trabajo y tiempo" superar los recelos, "eso no se va a hacer en 6 meses".

Pese a ello, Urizar sostiene que el partido está unido en torno a esta estrategia y que su fundador, Carlos Garaikoetxea, está en la misma línea de "hacer el esfuerzo", siempre que la izquierda abertzale deje claro que la única vía será la política.

La posibilidad de que EA y la izquierda abertzale presenten listas conjuntas en 2011 es "política ficción" para Urizar, quien afirma que el partido ya ha comenzado el trabajo de confeccionar las candidaturas en los municipios y que no descarta presentarse en solitario si la confluencia nacionalista a la que aspira no puede producirse en ese plazo.

Urizar explica que la estrategia de unidad nacionalista, que es más amplia y mira a largo plazo y no sólo a las elecciones municipales y forales de 2011, resulta imprescindible para restablecer una mayoría abertzale en el Parlamento Vasco y acabar con una situación "que se quiere vender como normal y no lo es".

Del mismo modo que el PP y el PSE/EE "tienen esa capacidad de separar lo que les divide, que es mucho, y se centran sólo en lo que tienen en común" para gobernar en Euskadi, las fuerzas nacionalistas "tienen que hacer esa misma reflexión" y unirse en un espacio soberanista.

El PNV ya ha rechazado esa vía, pese a que, según Urizar, este partido "tiene claro" que la unidad nacionalista es necesaria, mientras que desde Aralar han llegado mensajes contradictorios, lo cual entiende el líder de EA porque la desconfianza que esta formación tiene hacia la izquierda abertzale es mayor.

Aunque dice desconocer con qué fórmula se presentará EA a las próximas elecciones, Urizar tiene claro que no medirá sus fuerzas directamente con Hamaikabat (H1!), el partido escindido de sus filas el pasado año, porque esta formación "se va a presentar con el PNV".

Aunque Hamaikabat rompió con Eusko Alkartasuna y se quedó con la gran mayoría de cargos de Guipúzcoa, Urizar cree que la situación de EA en este territorio "no es nada preocupante", porque muchos de los militantes que se dieron de baja no han pasado a engrosar las filas del nuevo partido, sino que "se han quedado en casa" desencantados.

EA entiende que la marcha de los cargos de H1! constituye un caso de "transfuguismo", por lo que planteó la cuestión a la comisión antitransfuguismo, que estudiará la actuación de todos los cargos públicos de Hamaikabat "caso por caso" en su próxima reunión, prevista para inicios del verano.