Lunes, 15 de Febrero de 2010

Diez provincias en alerta naranja por la nieve

En Madrid, Andalucía, Castilla-La Mancha, Valencia y Murcia se prevén bajas temperaturas que podrían alcanzar los 13 grados bajo cero

EFE ·15/02/2010 - 09:00h

Albacete, Cuenca, Guadalajara, Toledo, Ávila, Alicante, Castellón, Valencia, Cáceres y Madrid están en alerta naranja ante la posibilidad de fuertes nevadas, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

También la nieve ha activado la alerta amarilla en Navarra, Murcia, La Rioja, Soria, Segovia, Salamanca, Ciudad Real, Zaragoza, Teruel, Jaén, Granada y Almería.

La alerta naranja esta activada por bajas temperaturas en Huesca, y Navarra, y por fuerte viento en Tenerife. En riesgo por bajas temperaturas, nivel amarillo, están todas la provincias del País Vasco y Cataluña, así como La Rioja, Asturias, Madrid, Soria, Burgos, León, Zaragoza, Palencia y Guadalajara.

También está activada la alerta amarilla por lluvias y viento en Canarias, Cádiz, Málaga, Huelva y Sevilla.

Recomendaciones

Ante esta previsión de nieve y frío, se recomienda no viajar por carretera y, en caso necesario, tener especial cuidado ante la formación de placas de hielo en la calzada, revisar los neumáticos, anticongelante y frenos antes de salir, llenar el depósito de gasolina y llevar cadenas.

Protección Civil recomienda además llevar ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio o cargador. Si el vehículo queda atrapado en la nieve, se aconseja permanecer en su interior, con la calefacción puesta y renovando el aire cada cierto tiempo, y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior.

Para las provincias en alerta por fuertes vientos, se recomienda asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la calle, así como alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción y grúas que puedan desprenderse.

Se deben extremar las precauciones también al volante, especialmente en la salida de túneles y los adelantamientos o cruces con vehículos pesados en carreteras de doble sentido, y prestar atención a la presencia de posibles obstáculos en la carretera.