Domingo, 14 de Febrero de 2010

El PP quiere por ahora acuerdos puntuales con CiU y PNV, pero no pactos estables

EFE ·14/02/2010 - 13:04h

EFE - El líder del PP, Mariano Rajoy. EFE/Archivo

El PP se ha marcado como estrategia política con CiU y PNV el logro de acuerdos puntuales en el Congreso de los Diputados y en el Senado, pero no pactos estables o marcos de colaboración duraderos, han subrayado a Efe fuentes de este partido.

Otras fuentes próximas a la jefatura de la organización explican que la reunión que el líder, Mariano Rajoy, mantuvo el pasado miércoles en su despacho del Congreso con el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, "se enmarca en la ronda habitual de contactos" del presidente de los populares, pero no aclaran si ésta es la primera o da continuidad a otras celebradas antes.

Sobre las reuniones que pueda tener o haya tenido Rajoy, las fuentes consultadas por Efe apelan a la privacidad de las mismas; de hecho, la entrevista con Duran surgió gracias a una conversación entre el portavoz de CiU y la del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, que nada tenía que ver con reuniones, pactos o estrategias conjuntas.

El propio dirigente catalán lo explicó a los periodistas: hablaba con Sáenz de Santamaría por un asunto de política internacional hasta que él citó a Rajoy y ella contestó que le tenía al lado. Ambos quedaron en verse.

La del miércoles fue la segunda reunión que Duran y el líder del PP celebran en la presente legislatura, y se produjo después de que CiU defendiera públicamente la necesidad de un pacto de Estado contra la crisis.

El número dos de CiU negó que su coalición y el PP hayan alcanzado un pacto estable o trazado una estrategia conjunta. También descartó posibles futuras alianzas en Cataluña, donde habrá elecciones dentro de siete meses.

Duran incluso llegó a criticar que Rajoy no se mostrara receptivo al Pacto de Estado, así que censuró al líder de los populares y al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, por usar la situación económica como motivo de enfrentamiento.

Rajoy, como él mismo ha recordado en varias apariciones públicas y como las fuentes consultadas ratifican, responderá la llamada de Zapatero si éste le pide trabajar en pos de un Pacto de Estado, pero no dará un cheque en blanco.

Así lo expresará durante el debate económico del próximo miércoles en el Congreso, momento que el presidente del PP aprovechará para desgranar su alternativa, aunque también para elevar el tono de sus críticas a Zapatero.

Además de los aspectos económicos, Rajoy tratará de apuntalar su perfil moderado, de líder capaz de hablar con todos y de llegar a acuerdos, señalan las fuentes consultadas.

Descartada a corto y medio plazo la moción de censura, el PP, indican fuentes del grupo parlamentario, ha apreciado que en los últimos días la facilidad de interlocución con CiU es más evidente, en tanto que con el PNV sufre "algunos altibajos".

Esa aparente cercanía entre populares y nacionalistas catalanes no significa que entre ambos allanen el camino para una alianza parlamentaria, ya que tal supuesto está descartado, inciden las mismas fuentes antes de subrayar que con el PNV ocurre exactamente lo mismo.

Y así lo quiere el PP, apuntan a Efe miembros de la dirección nacional, que ha depositado en Sáenz de Santamaría y su equipo, así como en el portavoz del Senado, Pío García-Escudero, la gestión de acuerdos puntuales en iniciativas parlamentarias.

En el Congreso, como muestra, se rubricaron tales pactos eventuales en dos iniciativas debatidas el pasado martes que, además, prosperaron contra los intereses del PSOE.