Domingo, 14 de Febrero de 2010

Rivero dice que un mejor Estatuto precisa más diputados de obediencia canaria

EFE ·14/02/2010 - 10:46h

EFE - El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero. EFE/Archivo

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, dijo que "la clave" para que Canarias pueda reforzar su autogobierno con la reforma del Estatuto de Autonomía es que disponga de cinco o seis diputados "de obediencia canaria" y señaló que con esa presencia, el respeto que se le tendría a las islas "sería otro".

Rivero, en una entrevista con la Agencia Efe, dijo que la reforma del Estatuto de Autonomía tiene que ir acompasada con los tiempos políticos y subrayó que en estos momentos con la posición política "en la que se juega en Madrid", en referencia a la Cortes y a la presencia de Coalición Canaria, es difícil que prospere una reforma "del calado" que proponen los nacionalistas.

A su juicio,Canarias necesita un buen estatuto y para ello tienen que darse las condiciones políticas que favorezcan una reforma que abarque cuestiones como el reconocimiento competencial de las aguas archipielágicas, las competencias sobre las relaciones comerciales con los países del entorno, la gestión de los aeropuertos o las costas o la presencia permanente de Canarias con voz y voto en la Unión Europea.

"Hace falta que las islas tengan cinco o seis diputados con obediencia a Canarias, y esa es la clave para un buen Estatuto y para que el Archipiélago refuerce su autogobierno y así conseguir ese objetivo estratégico que es bueno para Canarias y para el Estado", aseveró el presidente canario.

Rivero, que es el único presidente autonómico nacionalista, consideró que tener una presencia adecuada ahuyentaría cualquier tipo de fantasma presente o futuro sobre el papel que Canarias debe jugar con respecto al Estado español.

En su opinión, Canarias necesita una fuerza política propia con amplia representación en las Cortes y estimó que eso sería bueno para Canarias, porque supondría una voz amplificada en defensa de la singularidad del Archipiélago, y para el Estado, porque evitaría unas "delegaciones" del PP y del PSOE sumisas a las directrices de sus partidos en Madrid.

En su opinión se está produciendo una "desatención legislativa y económica" que está alejando "física y políticamente" a Canarias del Estado y de la península, "y es no es bueno".

Agregó que el nacionalismo visto como lo ve CC es "responsable, no pone en cuestión la pertenencia al estado, es europeísta, integrador y solidario" y entendió que esto es bueno para los intereses de Canarias y del Estado.

Rivero afirmó que siente una "sana envidia" de la defensa "de lo propio" que los agentes sociales hacen en lugares como Cataluña y el País Vasco y estimó que en Canarias "se van dando pasos" hacia una conciencia global de la necesidad de defender los intereses del Archipiélago.

Como ejemplo citó la posición unánime en defensa de que Canarias aloje el Telescopio Extremadamente Grande, y señaló que estas actitudes "generan conciencia en un asunto que es de interés común para todas las islas".

Opinó que los gobiernos centrales de turno siempre se han aprovechado, en su relación con Canarias, del "ombliguismo" y de que se imponga la confrontación entre islas y no una visión global de Canarias.

Agregó que se está avanzando en este sentido por contar con una sociedad más formada y con unos sistemas de conexión que dan una visión más global de Canarias, hecho que, junto con otros factores, ayudan a construir una sociedad más unida y un pueblo con una visión más general.

"Mientras estemos perdiendo energías batallando entre las islas estamos favoreciendo que no se nos atienda por estar divididos" concluyó el presidente.