Domingo, 14 de Febrero de 2010

EEUU aprueba la alianza entre American Airlines, British Airways e Iberia

EFE ·14/02/2010 - 07:26h

EFE - Imagen de varios aviones de American Airlines. EFE/Archivo

Las autoridades estadounidenses dieron su visto bueno a la alianza de las aerolíneas American Airlines, British Airways e Iberia para explotar conjuntamente las rutas entre Europa y América del Norte.

En un comunicado, American Airlines informa que recibió la "aprobación tentativa" por parte del Departamento de Transporte de EEUU, lo que supone que este país no pone objeciones en materia de competencia, y les concede la inmunidad antimonopolio.

"La aprobación provisional por parte del Departamento de Transporte es un importante paso en el proceso de permitir a los miembros de la alianza OneWorld -American Airlines, British Airwaves e Iberia- cooperar y competir más efectivamente con otras uniones del mismo tipo, como Star Alliance y SkyTeam", dice el comunicado de la estadounidense.

Las tres empresas anunciaron en agosto de 2008 su intención de formar una empresa mixta que operaría rutas entre Europa y América del Norte. Si bien las tres aerolíneas mantendrán su independencia jurídica, la alianza permitirá a los consumidores tener acceso a rutas más amplias y con más horarios, según dijeron entonces.

En los vuelos entre EEUU y la UE, Star Alliance, que incluye a Lufthansa, United Airlines y Singapur Airlines, tiene un 35 por ciento del mercado, mientras que SkyTeam (Air France/KLM, Delta y Northwest) controla el 28 por ciento.

Con su nueva "joint venture", BA, Iberia y AA podrán crear una red combinada que servirá a 443 destinos de 106 países con más de 6.200 vuelos.

Tras la decisión del Departamento de Transporte, las críticas no se hicieron esperar. El propietario de Virgin Atlantic, Richard Branson, dijo que las condiciones que ha aceptado el Gobierno de EEUU son una "completa broma" y urgió a la Unión Europea a imponer más cláusulas de protección para los consumidores, según informa The Wall Street Journal.

El pasado 1 de febrero, la Comisión Europea confirmó que estudia el caso de las tres empresas y el posible daño a la competencia, y dijo que había iniciado ya un proceso de consultas al resto de aerolíneas.