Sábado, 13 de Febrero de 2010

Un catedrático afirma que el perdón es "beneficioso para las víctimas"

EFE ·13/02/2010 - 14:02h

EFE - La presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga. EFE/Archivo

El catedrático de Psicología Clínica de la Universidad del País Vasco, Enrique Echeburúa, ha asegurado hoy en Salamanca, en la última mesa redonda del VI Congreso Internacional sobre víctimas del terrorismo, que el "perdón es beneficioso porque se sacude el yugo del pasado".

Su intervención se ha incluido en la última ponencia sobre "La superación del estrés postraumático", en la que han intervenido además de este catedrático el jefe del servicio de Psiquiatría del Hospital Gómez Ulla de Madrid y la jefa del servicio de Urgencias del Centro Médico de Haifa, Israel, y ha sido moderada por la víctima Irene Villa.

Echeburúa ha incidido en su idea del beneficio que puede generar el perdón, aunque ha asegurado que "no se puede exigir a la víctima ya que pertenece a la esfera de lo privado" y ha explicado que si no lo pueden hacer "no pueden sentirse atormentadas".

El catedrático también ha valorado la importancia del apoyo que pueden recibir las víctimas y ha añadido que las reacciones ante un mismo hecho puede depender "de la vulnerabilidad de las víctimas, de la intensidad del suceso, de los recursos psicológicos o del apoyo familiar".

También se ha referido a las diferencias que se dan entre las víctimas, en función de su sexo, por lo que, para él, el hombre "tiene más riesgo de incrementar el consumo del alcohol o tener una conducta irritable", mientras que la mujer sufre de "más somatizaciones o patologías ansiosodepresivas".

Por su parte, el jefe del servicio de Psiquiatría del Hospital Gómez Ulla de Madrid, José Luis Medina, ha incidido en la idea de que la "superación del trauma es posible", aunque ha revelado que en algunos casos "es difícil, pero no se puede dar nada por imposible", pero siempre bajo el planteamiento básico que hay "que aceptarlo y pensar que nadie puede solucionarlo por nosotros".

Este médico ha expresado su teoría en cómo ayudar a la víctima a superar un trauma como un atentado o un secuestro, basándola en la idea de que hay que "descubrirle que tiene gente a su alrededor en quien poder confiar", dejando claro a los afectados que "no es un inválido ya que puede moverse de forma autónoma".

José Luis Medina ha recordado la idea de que el trauma "pude evolucionar hacia la transformación radical de la personalidad" de la víctima, por lo que las secuelas "pueden persistir durante meses y años", pidiendo a las víctimas que deben aceptar el atentado o el secuestro "sin vergüenza" o sin "sensación de desprestigio".

Por su parte, Irit Meretik, jefa de la unidad de Emergencias Psiquiátricas en Haifa, en Israel, ha reclamado una mayor atención médica a los aspectos biológicos de la víctima, ya que en su opinión "el origen étnico o ser inmigrante" también influye en la manera de aceptar el trauma y en la forma de salir de él.

La moderadora de esta mesa redonda ha sido Irene Villa quien ha agradecido al Observatorio Internacional de Víctimas del Terrorismo porque "con su ayuda nunca vamos a estar solos" y a su madre, "por el torrente de fuerza" que le aportó, aunque ha pedido "que la gente luche mucho más".