Martes, 18 de Diciembre de 2007

Uribe recuerda que las FARC no han dado pruebas de supervivencia de Claras Rojas y de su hijo

EFE ·18/12/2007 - 20:26h

EFE - El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, insistió en su oferta de que los secuestradores que liberen a los rehenes recibirán beneficios jurídicos y recompensas.

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, reiteró hoy que la guerrilla de las FARC no ha dado pruebas de supervivencia de la ex candidata a vicepresidente Clara Rojas, secuestrada en el 2002, y de su hijo Emmanuel, que nació en cautiverio como fruto de una relación con un guerrillero.

Uribe había instado a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a dar señales de vida de la ex candidata, horas antes de que se divulgara una noticia según la cual esa guerrilla liberará a Rojas y a su hijo, así como a la ex congresista Consuelo González de Perdomo.

Las FARC tienen cautivos a 45 políticos, soldados, policías y civiles, entre ellos la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, que también tiene nacionalidad francesa, y los contratistas estadounidenses Keith Stansell, Thomas Howes y Marc Gonsalves.

El mes pasado las autoridades colombianas detuvieron a tres presuntos milicianos urbanos de las FARC que tenían en su poder vídeos y cartas en los que aparecían 16 de esos 45 secuestrados.

Las FARC "dicen tener 47 secuestrados. Han entregado pruebas de 16 y no ha entregado pruebas de 31", declaró Uribe a los periodistas sin precisar dos rehenes más de la cifra confirmada.

Agregó que "entre los 31, de quienes no tenemos pruebas de supervivencia, está Emmanuel, el niñito concebido en el vientre de su mamá secuestrada, el niñito nacido secuestrado, el niñito que crece secuestrado".

El mandatario comparó la situación de los rehenes con la de "las sociedades esclavistas" que ordenaban en ocasiones "la libertad de los vientres de las esclavas. En este caso ni siquiera se ha permitido la libertad del vientre de la compatriota secuestrada", subrayó.

El presidente Uribe insistió en su oferta de comienzos de este mes, de que los secuestradores que liberen a los rehenes recibirán beneficios jurídicos y recompensas.

"Hemos ofrecido que si esos guerrilleros se desmovilizan, traen consigo a los secuestrados, a la doctora Ingrid Betancourt, a los otros compatriotas, esos guerrilleros van a gozar la libertad como la van a gozar los secuestrados, porque vamos a buscar los beneficios jurídicos y una recompensa pecuniaria con cargo a un fondo de 100 millones de dólares", expresó Uribe.

Uribe advirtió que tiene el deber "de evitar que se recrudezca el secuestro en Colombia" y explicó que por eso no acepta la exigencia de las FARC de desmilitarizar dos municipios del departamento del Valle del Cauca, Florida y Pradera.

"Por eso, hemos tenido que decir no a esa zona de despeje que se ha propuesto para Pradera y Florida", señaló el gobernante.

Agregó que de esos secuestrados, solo tres fueron capturados durante su Gobierno, que comenzó en el 2002.

Ingrid Betancourt y Clara Rojas fueron secuestradas en febrero de 2002, seis meses antes de que Uribe tomara posesión del cargo.