Sábado, 29 de Septiembre de 2007

José Carlos Somoza, el psiquiatra que dejó su profesión por la escritura

Agencia EFE ·29/09/2007 - 03:45h

Agencia EFE - La Consellera de Cultura, Trinidad Miró, El ganador de la VI edición del premio de novela Ciudad de Torrevieja, José Antonio Somoza, el finalista, Cobos Wilkins, y el Alcalde de Torrevieja, Pedro Hernández Mateo (i-d), posan tras la mención de los premiados durante la gala de entrega del galardón, esta noche, en Torrevieja. EFE

El escritor de origen cubano José Carlos Somoza, quien a mediados de los noventa decidió dejar la psiquiatría, que apenas ejerció, por la escritura, ha obtenido esta noche el sexto premio de Novela Ciudad de Torrevieja, el segundo mejor dotado de España, con un 'thriller' futurista.

Nacido un 13 de noviembre de 1959 en la Habana, al año ya residía en España, y de hecho se considera español, al tener que exiliarse su familia del país caribeño por motivos políticos.

Escritor que suele emplear la primera persona en sus obras y con la soledad como uno de sus temas recurrentes, ha obtenido desde 1994 numerosos premios literarios como el Sonrisa Vertical, con "Silencio de Blanca", el Cervantes de teatro, por "Miguel Will", y en 1998 el Premio Café Gijón, por "La ventana pintada".

En el año 2000 fue finalista del Premio Nadal con la novela "Dafne desvanecida", en la que narra la historia de un escritor que intenta recuperar su memoria tras sufrir un accidente.

Estudiante de medicina, especializado en psiquiatría, es también un melómano que no tiene empacho en afirmar: "tomé la decisión correcta", cuando decidió dedicarse de lleno a la literatura hacia 1995.

También dramaturgo, ganó el premio Margarita Xirgu con el guión radiofónico "Langostas" y el accésit del premio Gabriel Sijé con la obra "Planos".

En 1999 publicó "Cartas de un asesino insignificante", novela que gira en torno a la correspondencia entre una mujer y un hombre anónimo que le envía cartas comunicándole que la va a asesinar.

Es autor también de la novela "La caverna de las ideas", su quinto relato largo, y con el que obtuvo un gran éxito internacional.

Su última novela hasta ahora, presentada en 2006, es "Zigzag", en la que utiliza a la ciencia como "excusa para poder hablar de la importancia del pasado dentro de nosotros".

El finalista de este año del Premio Torrevieja es el poeta Juan Cobos Wilkins, con la novela "El mar invisible", un escritor que ha dirigido la Fundación del Premio Nobel de Literatura Juan Ramón Jiménez y que dirige la colección de poesía de Juan Ramón Jiménez.