Jueves, 11 de Febrero de 2010

83-76. Al Madrid se le agotan las opciones de ganar fuera tras caer en Siena

EFE ·11/02/2010 - 22:27h

EFE - El técnico italiano del Real Madrid, Ettore Messina, observa a sus jugadores durante un partido del "Top-16" de la Euroliga de baloncesto. EFE/Archivo

El Real Madrid volvió a poner hoy de manifiesto la irregularidad de su juego, perdió su segundo encuentro consecutivo lejos de su casa, este vez en Siena ante el Monstespachi, y se complica la clasificación para los cuartos de final de la Euroliga.

Si en Tel Aviv hace una semana fue Anderson, hoy en Siena el verdugo de los españoles se llamó Mc Intyre: 24 puntos, 3 rebotes y 11 asistencias, para obtener una nota general de 43, y, lo más importante, la sensación de ser imparable para los blancos.

Los campeones italianos se aprovecharon de la baja forma de algunos jugadores del Madrid: Jaric, Bullock, Llull o Garbajosa. Sólo Kaukénas, 21 puntos, Lavrinovic, 24, y, en menor medida, Velickovic, 13, lograron que su equipo llegara con posibilidades al final del choque.

El Madrid se queda sólo con una victoria, al igual que el Efes Pilsen, y por detrás del Maccabi y el Montespachi. Todos han ganados todos sus partidos en casa, de ahí la importancia de imponerse fuera. A los blancos les queda un viaje: Estambul.

El Madrid, sin Reyes, no pudo con el Montespachi desde el primer cuarto. Tras unos seis minutos de tanteo con los españoles por delante, estos empezaron a cometer errores, a no cerrar el rebote y a perder balones en ataque.

Mc Intyre, el base local, lideró un parcial de 17-0 entre el minuto 6 y el 8. Del 6-12 se paso al 23-12 con los blancos desconcertados sin saber cómo parar a sus rivales.

El técnico del Madrid, el italiano Messina, dio entrada a Garbajosa, Lavrinovic y Llull, pero se llegó al primer descanso con diez puntos de desventaja (26-16).

Entre Lavrinovic y Kaukénas, que pasó cuatro temporadas en Siena, igualaron un poco y lentamente la contienda, pero Mc Intyre seguía machacando a los españoles. El base sumó 16 puntos sin fallo, cuatro triples con un 100 por 100 de acierto, dos rebotes, cinco asistencias y 30 de valoración. A pesar del mal juego del Madrid, éste llegaba vivo al descanso (45-35), algo importante.

Lavrinovic sumó cuatro puntos consecutivos al comienzo de la primera parte, el Madrid mejoró en defensa y en intensidad, y entraron Tomic, "verde" todavía, y Garbajosa, pero fue Kaukénas con ocho puntos consecutivos, 21 tras el tercer cuarto y 23 de valoración, el que llevó al Madrid a sólo dos puntos de desventaja (61-59) en el minuto 29.

Además, el jugador lituano del Madrid cargó con la cuarta a Hawkins en el minuto 28.

Pero todo el esfuerzo quedaría en nada en el último cuarto cuando los blancos se volvían a estrellar ante la defensa italiana y el veterano Marconato podía con los pivotes locales. Kaukénas ya no podía más, Jaric caía eliminado en el minuto 35 y Lavrinovic se quedaba sólo ante el Montespachi para dejar las desventaja en sólo siete puntos y al Madrid, de momento, tercero y fuera de los puestos de los cuartos de final.

Ficha técnica:

83. Montespachi Siena (26+19+19+19): Mc Intyre (24), Hawkins (5) Eze (10), Sato (14), Stonerook (6) -quinteto inicial- Domercant (8), Zisis (0), Carraretto (3), Ress (2) y Marconato (11)

76. Real Madrid (16+19+24+17): Prigioni (4), Jaric (3), Kaukénas (21), Velickovic (13) y Tomic (4) -quinteto inicial- Garbajosa (2), Bullock (2), Llull (3) y Lavrinovic (24).

Árbitros: Bachar (ISR), Spiridonos (GRE) y Jovcic (SRB). Eliminados: Eze, m. 34; Jaric, m. 35; y Kaukénas, m. 38.

Incidencias: Tercera jornada de la segunda fase o "Top 16" de la Euroliga. Palasports Mens Sana, de Siena. Antes del encuentro, la directiva local entregó una placa a Kaukénas en recuerdo de las cuatro temporadas que jugó en Siena.