Martes, 18 de Diciembre de 2007

"Contamos con todo el apoyo de Paco Vázquez"

Magda Bandera / Patricia Rafael ·18/12/2007 - 21:55h

Juan Sánchez Galera siente pavor ante la idea de que puedan tildarle de facha, extraterreste o ambas cosas a la vez. Por eso insiste en que hay que desvincular su militancia política de su acción como coordinador del colectivo que desde la Plataforma Unidos por la Vida lleva tres años investigando por su cuenta las clínicas cerradas en las últimas semanas en Barcelona y Madrid por practicar presuntamente abortos ilegales.

Los recelos de este jienense de 40 años, propietario de unos astilleros dedicados a la construcción de veleros de lujo, están justificados. Ser presidente del ultraconservador Partido Social Europeo marca casi tanto como su apoyo en las últimas municipales a la candidatura Alternativa Española, una formación que dice "nacer con el firme propósito de hacer discurrir su caminar político al servicio de las verdades eternas que surgen del reconocimiento expreso de la Ley de Dios, en la que buscará su inspiración permanente".

Un "humanista"

Tras tamaña declaración de principios, sorprende que Sánchez Galera se sienta molesto cuando se le aplica el adjetivo "conservador". Él prefiere definirse como un "humanista cristiano". Pero sobre todo rechaza el calificativo cuando se aplica a la Plataforma que lidera.

"En nuestro grupo hay gente que vota todo el arco político, desde CIU hasta el PSOE. De hecho, quien más nos ha apoyado en nuestras acciones ha sido gente del Partido Socialista". Al preguntarle, quién concretamente, Sánchez Galera aprovecha para agradecer "el apoyo de Paco Vázquez", ex alcalde socialista de A Coruña y actual embajador español en el Vaticano, por su "coherencia" a lo largo de todo este último año, "durante el cual le hemos estado informando de todas nuestras acciones y él nos prometió que nos ayudaría a sacarlas a la luz".

El PP lo sabía todo desde febrero

Nada que ver con sus críticas al Partido Popular, "que no ha estado a la altura". Según Sánchez, en febrero de este año, el PP de Madrid disponía de toda la documentación que la Plataforma puso a disposición de la Guardia Civil para denunciar a las clínicas.

"Pero era justo antes de las elecciones y no se podían arriesgar a cerrar centros. Ello les podría haber costado votos. Por eso, no es casualidad que primero hayan clausurado las clínicas de Barcelona", añade el coordinador de la campaña de denuncia.

Precisamente, aquí surge otra de las preguntas que se repiten desde que comenzaron los primeros cierres. ¿Se trata de una campaña orquestada por una asociación antiabortista? ¿Qué pretende exactamente este grupo de voluntarios que durante tres años dice haberse dedicado a registrar los cubos de basura de las clínicas investigadas en busca de fetos, facturas y posibles informes psicológicos falsos? ¿Es su objetivo final derogar la actual Ley del aborto aprovechando las presuntas malas prácticas de una serie de médicos?

Llegados a este punto, Sánchez también rechaza que se califique a su plataforma de "antiabortista" y se limita a decir que se trata de una "asociación que persigue humanizar la situación actual del aborto en España" y denunciar la falta de control al "permitir abortos a embarazadas de hasta ocho meses mediante informes psicologicos falsos".

Su página web es algo más clara y especifica que su objetivo "es defender el derecho a la vida de todo ser humano desde su concepción". En todo caso, lo que sí parece indudable es que se trata de una campaña bien organizada porque, según Sánchez, aún no han mostrado ni la mitad de las pruebas de que disponen. "Aunque lo haremos pronto", avanza.

¿Significa eso que aparecerán las trituradoras de fetos que tanto eco han tenido en algunos medios conservadoras a pesar de que hasta ahora nadie ha logrado reproducir una sola imagen de ellas?Sánchez responde que sí, que la Guardia Civil las tiene en su poder y que todo se sabrá en breve en cuanto se levante el sumario.

Hasta ahora, la única prueba de su presunta existencia son las hojas de pedidos halladas en la basura de las clínicas investigadas en los que se solicitan piezas de recambio. Concretamente, "juntas de triturador" del tipo STR-2000, muy utilizadas por los industriales de carnicería.

El propio Sánchez admite que él nunca ha visto las trituradoras, pero sí los voluntarios que coordinaba. Turismo abortivoEl representante de la Plataforma se sorprende de que haya tantas reticencias ante la labor de su colectivo, "porque en Europa ya se sabía lo que pasaba en España desde hace tiempo".

Como ejemplo, menciona un artículo publicado en el Daily Telegraph y el vídeo emitido por una televisión danesa en el que se asegura que muchas europeas se desplazan hasta este país para abortar porque el supuesto legal del daño psicológico para autorizar un aborto se ha convertido "en un coladero".

Según Sánchez, el actual embajador español en el Vaticano lo sabía y estaba preocupado por este tema hasta el punto de ofrecerles su apoyo. Por su parte, Francisco Vázquez desmiente que haya hecho ninguna gestión en este sentido y también que haya hablado con la vicepresidenta del Gobierno sobre las acciones de la Plataforma, tal como han publicado algunos medios. Sin embargo, respecto al grado de conocimiento de las investigaciones de esta organización prefiere no hacer ningún tipo de comentario.