Martes, 18 de Diciembre de 2007

Turquía hace su primera incursión terrestre en Irak mientras recibe el apoyo de EEUU

EFE ·18/12/2007 - 10:44h

EFE - El presidente turco, Abdulá Gul.

Quinientos soldados turcos hicieron hoy su primera incursión terrestre en la región autónoma del Kurdistán iraquí, mientras que la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, en un visita sorpresa hoy a Irak, apoyó los intereses de Turquía.

Según un comunicado del Gobierno autónomo kurdo iraquí, citado por la agencia Asuat al Iraq, las tropas turcas se retiraron a sus bases en Turquía en la tarde de hoy, tras permanecer menos de 24 horas en suelo iraquí, supuestamente en busca de milicianos del grupo armado secesionista Partido de los Trabajadores Kurdos(PKK).

"Los cerca de 500 soldados turcos que cruzaron la frontera entre Irak, Irán y Turquía en la región de Jowakork, en el noreste de Irak, comenzaron a volver esta tarde a sus puestos en territorio turco", se indica en la nota.

Con anterioridad, fuentes militares iraquíes habían informado de que soldados de infantería turcos, que calculaban en un centenar, habían penetrado la noche anterior en el Kurdistán de Irak.

Por su parte, una fuente cercana al PKK apuntó a Efe que eran 1.000 los militares turcos y que se habían enfrentado a los combatientes en las localidades de Shamzinan y Sidakan en la provincia de Erbil, situada en el Kurdistán iraquí, en el norte de Irak.

La fuente próxima al PKK explicó que los guerrilleros kurdos causaron daños importantes, sin especificar de qué tipo, en las filas turcas, mientras que el corresponsal de la cadena de televisión Al Yazira en Erbil apuntó que cinco militares turcos perecieron en la ofensiva.

Desde Turquía, el primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan, apuntó que el Ejército turco hace lo "necesario" para acabar con las bases del PKK de Irak, sin dar más detalles.

Esta es la primer incursión terrestre turca en el norte de Irak desde que en octubre pasado el parlamento de Turquía diera su autorización para lanzar una expedición militar contra el PKK en el norte de Irak.

El incidente de hoy se produce al día siguiente de que aviones de combate turcos bombardearan la zona de la cordillera de Kandil, también en el Kurdistán iraquí, causando la muerte de siete personas, cinco de ellas milicianos, según un comunicado del PKK, citado por la agencia Firat, próxima al grupo.

Mientras los soldados turcos se adentraban hoy en el Kurdistán, la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, iniciaba una visita sorpresa a Irak, en la que señaló que su país tiene intereses comunes con Turquía para que cesen los ataques del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

En una rueda de prensa conjunta con el ministro de Exteriores iraquí, Hoshiar Zebari, Rice afirmó en Bagdad que su país ha mantenido conversaciones con Turquía sobre la crisis de los rebeldes kurdos del PKK y que ha expresado al gobierno turco su preocupación por los civiles en la región del Kurdistán.

Sin embargo, Rice, que hoy se entrevistó con el presidente iraquí, Yalal Talabani, destacó que EEUU "no acepta ninguna medida que podría desestabilizar Irak".

Por su parte, Zebari anuncio que habían pedido a Rice la celebración de una reunión tripartita entre su país, EEUU y Turquía para tratar el asunto de los rebeldes kurdos.

"Cualquier acto unilateral puede amenazar la estabilidad (de Irak)", advirtió Zebari, quien agregó que su gobierno entiende también "las preocupaciones turcas por las actividades terroristas del PKK".

Previa a su visita a Bagdad, Rice había viajado por la mañana Kirkuk, a 250 kilómetros al norte de la capital, en donde instó a los líderes kurdos y árabes de la ciudad a rebajar la tensión entre las diferentes comunidades.