Jueves, 11 de Febrero de 2010

Luis Eduardo Aute refleja las pasiones del ser humano en una retrospectiva de su obra

EFE ·11/02/2010 - 15:12h

EFE - El cantante y artista Luis Eduardo Aute refleja las pasiones, los sentimientos y las emociones del ser humano en una retrospectiva de su obra, que se inaugura hoy en el Centro de Historia de Zaragoza y que se podrá ver hasta el 18 de abril. EFE/Archivo

El cantante y artista Luis Eduardo Aute refleja las pasiones, los sentimientos y las emociones del ser humano en una retrospectiva de su obra, que se inaugura hoy en el Centro de Historia de Zaragoza y que se podrá ver hasta el 18 de abril.

La concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Zaragoza, Pilar Alcober, los comisarios de la muestra, Juan Escós y Sergio Muro, y el artista, Luis Eduardo Aute, han presentado hoy en rueda de prensa "Obra gráfica 1996-2007", una representación de otra exposición más amplia, que por la limitación del espacio, no se ha podido exponer.

La muestra se distribuye en tres series: "Angelingua", "Fragmentos Fluidizos" y "Un perro llamado dolor", que componen en total 60 dibujos, elaborados a lápiz, cuatro grabados y tres esculturas, que se adentran en el "enigma" del ser humano, capaz de "gozar, sufrir, construir y destruir".

En la primera serie, "Angelingua", el autor utiliza cinco motivos: una mujer desnuda, un ángel, una calavera en representación de la muerte, un pez como icono fálico, y el agua como elemento original de la vida, para transmitir estas emociones.

Aute presta especial atención a los fluidos del ser humano, el sudor, la sangre o las lágrimas, ya que, ha dicho, conforman el 69 por ciento de ser humano, por lo que les dedica una serie entera "Fragmentos Fluidizos".

Ésta incluye además varios dibujos en tres dimensiones y en dos colores, el rojo y el verde, que se observan a través de unas gafas bicolores, ha explicado Aute, quien ha aclarado que esta idea surgió antes del "boom" de las películas en 3D.

La última serie, "Un perro llamado dolor", recoge una selección de los cuatro mil dibujos utilizados en la película de animación que lleva el mismo nombre, y que escribió y dirigió el propio artista, durante cinco años, lo que la convierte en "un auténtico trabajo artesanal".

La película de animación, que ha participado en numerosos festivales de cine y fue finalista en los Goya del 2001, se proyecta también en la exposición.

La muestra también incluye tres esculturas, "Angelingua", "Rompiendo aguas" y "Yo soy...nada", un autorretrato, compuesto por cuatro caras que, a través del efecto de un espejo, aparecen y desaparecen, a medida que el espectador gira sobre ellas.

Las tres series conforman una retrospectiva de la obra de este polifacético artista, pintor, director y cantautor, que prefiere que sean los propios espectadores, con su visión particular, los que interpreten el significado de su obra.

"Una obra de arte no está cerrada hasta que no la observa el espectador que, con su imaginario personal, cierra la obra", ha comentado.

La exposición se cierra con las obras de diez artistas aragoneses que han interpretado, cada uno con su estilo propio, la pintura de Luis Eduardo Aute, influenciada por Francisco de Goya y Luis Buñuel.

Una de estas artistas, Raquel García, se ha inspirado en la pieza musical "Belleza" de Aute para pintar un cuadro, con forma de collage, mientras que el zaragozano, Pierre D.la, representa a una mujer tendida y en llamas, una imagen que se repite en la obra de Aute.

Por su parte, la concejal de Cultura, Pilar Alcober, ha indicado que esta obra permite adentrarse en el subconsciente de la "cabeza privilegiada" de este polifacético artista, que es ya un "referente cultural" para muchos españoles.

La inauguración de la "Obra gráfica 1996-2007" de Aute en el Centro de Historia demuestra que este espacio se ha convertido en un lugar abierto a la "creatividad" y a la "esencia cultura", ha concluido.