Jueves, 11 de Febrero de 2010

Facebook cierra los perfiles de 30 presos británicos

Estaba amenazando e insultando a sus víctimas a través de la red social

PÚBLICO.ES ·11/02/2010 - 10:09h

El Gobierno británico ha procedido a cerrar los perfiles en Facebook de 30 presos que estaban amenazando a sus víctimas desde la cárcel. Elministro de Justicia, Jack Straw, asegura que están empezando a pensar seriamente en prohibir el acceso a als redes sociales desde las prisiones para evitar más casos como estos. Straw denunció en la BBC que los familiares de algunos de ellos estaban actualizando los perfiles. Los posts de uno de ellos hablaba de "ver el miedo en los ojos de la gente cuando vuelva a casa".

Whitehall ha decidido atajar el problema de raíz y ha cerrado los perfiles de Facebook de esas personas para evitar males mayores. Straw, durante su entrevista con la televisión pública británica, aseguró que están colaborando con Facebook para mejorar la política de la red social.

"Se trata de un hecho horrible, profundamente desalentador y muy ofensivo para los ciudadanos", dijo. "Estamos intentando asegurarnos de que los presos no consiguen hacerse con teléfonos móviles para acceder a esas redes", aunque dejó claro que no es una tarea fácil.

"Tratamos con sinvergüenzas. Personas que son manipuladoras y que no respetan ni su propio cuerpo, así que consiguen esconder los móviles en cualquier orificio corporal" admitió.

Para evitarlo, los visitantes son obligados a pasar por un escaner de rayos X que determina si esconden alguna cosa.

Amenazas de muerte

Uno de los casos lo protagonizó Colin Gunn, preso originario de Nottingham, que dijo estar esperando a llegar a casa "para ver el miedo en los ojos de la gente". Gunn, que ordenó el asesinato de John y Joan Stirland en Lincolnshire, utilizaba Facebook para contar a sus amigos lo que se le pasaba por la cabeza.

Jade Braithwaite, un joven de 20 años que asesinó al menor Ben Kinsella, usaba Facebook para decir que estaba "tocado pero no hundido". El mismo preso, publicaba frases como "quiero un mando a distancia para callar o borrar a las personas cuando me haga falta".

Otro de ellos, Roy Boogler, estuvo insultando durante un año y medio a los investigadores que le buscaban, hasta que fue condenado a tres años y medio de cárcel.

El Ministerio de Justicia ha pedido a Facebook que aumente la supervisión de determinados perfiles que puedan ser ofensivos o peligrosos para la seguridad de los ciudadanos.

A principios de este mes, una mujer anunció por Facebook su propio suicidio antes del juicio por violencia doméstica a su ex pareja.