Jueves, 11 de Febrero de 2010

Argentina vence en el minuto 93 a Jamaica con un juego mediocre

Reuters ·11/02/2010 - 09:37h

La selección de fútbol de Argentina venció el miércoles no sin angustia por 2-1 al conjunto de Jamaica, en un nuevo amistoso de preparación para el Mundial de Sudáfrica en el que los jugadores de Diego Maradona volvieron a mostrar un pobre juego.

Con un gol de Ignacio Canuto cuando ya se había cumplido el tiempo reglamentario, el equipo argentino terminó venciendo a los jamaicanos, que se habían adelantado apenas iniciado el segundo tiempo con un remate de cabeza de Jason Johnson. El veterano Martín Palermo había empatado a los 83 minutos.

En el partido disputado en la ciudad de Mar del Plata, Argentina presentó un equipo que nuevamente arrojó serias dudas sobre su funcionamiento.

En la primera parte, la selección albiceleste dio la sensación de que el partido no iba a servir para sacar muchas conclusiones.

Sin llegadas a portería, los primeros 45 minutos fueron aburridos y muy pobres.

Apenas arrancó el segundo tiempo, en la primera jugada, la defensa de Argentina hizo evidentes sus carencias. El delantero de Jamaica Jason Johnson esquivó sólo a los dos centrales y de cabeza puso el partido a favor de los visitantes 1-0.

Argentina, presionada por la gente y por cierto complejo, comenzó a ser protagonista y si bien estuvo lejos de lucirse, se las ingenió para llevar en varias ocasiones peligro a la portería de la selección jamaicana.

Primero fue el centrocampista del Independiente Walter Acevedo, que estrelló un saque de falta en la cruceta de la portería. Dos minutos después, Federico Insúa vio cómo las manos del guardameta Dwayne Miller le desviaban un balón que iba directo a la red.

Precisamente de los pies de Insúa tal vez salieron las mejores intenciones del conjunto argentino y de las manos de Miller los horrores que sufrió Jamaica.

El portero jamás le dio seguridad a su equipo y ante cada centro o salida dejaba muchas dudas y rebotes para el rival.

Y tras varias ocasiones y no poder lograr el empate, apareció la cabeza salvadora y oportuna del goleador del fútbol argentino. Palermo conectó un centro y logró poner las cosas 1-1 a los 83 minutos.

Cuando parecía que el partido terminaba con el empate entre ambos conjuntos nacionales, nuevamente cayó un centro sobre el área de Jamaica y tras una serie de rebotes, Palermo le pasó el balón al joven Matías Canutto, que tras dos intentos logró poner el 2-1 para Argentina a los 93 minutos.