Jueves, 11 de Febrero de 2010

Corbacho muestra una posición contraria a la cultura de la prejubilación

EFE ·11/02/2010 - 00:41h

EFE - El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho (i), junto al ministro de Industria, Comercio y Turismo, Miguel Sebastián (d).

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, destacó hoy su posición contraria a la cultura de las prejubilaciones y recordó que nada más llegar al Gobierno afirmó que había que apartar la cultura de la "jubilación anticipada".

En declaraciones al programa "59 segundos" de TVE el titular de Trabajo señaló al respecto que "creo que hay que acabar con ella. Y sobre todo de empresas en beneficio".

Corbacho aseguró que no había propuesto cambiar el cómputo de años necesarios para el cálculo de la pensión, aunque a su juicio este debe ser un debate que tiene que abordarse en el seno del Pacto de Toledo.

Celestino Corbacho hizo hincapié en que las jubilaciones anticipadas pueden ser un método para resolver un conflicto de un ajuste laboral, "pero nunca para rejuvenecer una plantilla y mucho menos para ahorrarse dinero para obtener más beneficios".

Preguntado por si estaba a favor de que se ampliara el número de años para calcular la pensión, el ministro de Trabajo dejó claro que en el documento que el Gobierno ha hecho llegar al Pacto de Toledo no figura esta propuesta, aunque sí señala "que ese tema deberá ser objeto de debate" en el Pacto de Toledo.

"No se puede pasar de 15 a 20 años o a 25 sin haber tenido en cuenta los efectos que esto puede producir sobre las propias pensiones", agregó.

"Creo que hay que hacer cálculos y hay que buscar una conciliación de una posición que permita la sostenibilidad en el tiempo, pero que evidentemente no dañe a las pensiones".

Respecto a la iniciativa de retrasar la edad de jubilación a los 67 años, el ministro insistió en que se trata de un debate demográfico, ya que en el año 2030 habrá cuatro millones más de jubilados que actualmente, lo que también deberá ser analizado dentro del Pacto de Toledo.

Señaló que el Gobierno se marca las fechas de finales de abril como el horizonte para un pacto en el diálogo social.

"El escenario que el Gobierno contempla es que vamos a llegar a final de abril con todos los temas debatidos y el Gobierno, lógicamente, pondrá todos los esfuerzos para que después de tener todos los temas debatidos, tengamos el máximo de temas acordados", añadió.