Miércoles, 10 de Febrero de 2010

La BBC no tiene rivales a la hora de pagar gastos y sueldos

Los salarios de artistas y presentadores crecen un 12% en los últimos dos años

IÑIGO SÁENZ DE UGARTE ·10/02/2010 - 19:17h

El director de nuevas tecnologías de BBC, Erik Huggers, tiene alergia a los taxis. En un viaje a EEUU que hizo en junio del año pasado, gastó 754 euros en el alquiler de un coche con chófer durante un solo día. Lo utilizó para varias visitas a empresas situadas en el distrito tecnológico de Silicon Valley.

El día anterior, pagó 647 euros con el mismo fin y, como es lógico, pasó los gastos a la empresa.

Un portavoz de la BBC defendió el gasto realizado por Erik Huggers por ser “el coste habitual” de alquiler de un coche con chófer en EEUU: “Eso permite aprovechar el tiempo y hacer el mayor número posible de reuniones, además de poder trabajar en el coche entre cada cita”.

Los datos forman parte del listado de gastos que BBC ha hecho público esta semana cumpliendo los criterios de transparencia a los que le ha obligado el Gobierno.

En una época en la que el Gobierno y la oposición admiten que pronto serán inevitables los recortes del gasto público, los gastos de la radiotelevisión pública han cobrado un interés especial.

La empresa se ha negado a facilitar lo que cobran sus estrellas, a diferencia de los directivos, pero sí ha dado las cifras generales. El gasto en la remuneración de los que cobran al menos 150.000 libras anuales ha supuesto a la compañía un desembolso de 260 millones de euros.

Es obvio que la calidad no sale gratis. Sin embargo, lo malo para la BBC no es la cifra sino la evolución: el gasto en los salarios de los que más ganan ha aumentado un 12% en los últimos dos años.

La compañía no hace públicos los sueldos de artistas y presentadores para no dar pistas a la competencia e impedir así fichajes. Pero pocas empresas pueden permitirse llegar a esas cantidades de dinero. Se cree que Jeremy Paxman, presentador del informativo Newsnight de BBC 2, cobra más de un millón de libras al año. Otros presentadores menos conocidos no bajan de medio millón, sueldos no muy habituales en el mercado.

La BBC no tiene publicidad y se financia fundamentalmente con los 162 euros que abona al año cada británico en posesión de un televisor. Sus  ingresos presupuestados son de 5.210 millones de euros.